Denuncian ataque policial en un hogar de menores de Bariloche



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El juez Martín Lozada dictó un hábeas corpus de oficio por la presunta irrupción de cinco policías en un hogar de menores y la paliza que le habrían propinado a dos internos mientras dormían.

La custodia policial en ese instituto será desde ahora perimetral, y el cuidado y la atención interior a los menores estará a cargo de operadores sociales.

Estas medidas las dispuso el magistrado luego del suceso que habría ocurrido a las 5 del último 17 de febrero, ocasión en que cinco policías vestidos con sus uniformes reglamentarios irrumpieron en la habitación donde dormían dos menores y los sometieron a una dura golpiza, ocasionándoles lesiones de importancia.

Lozada expuso que “el hábeas corpus que aquí tratamos se postula a fin de suprimir las condiciones de maltrato y mejorar la situación de aquellas personas cuya libertad está ya restringida. Y como tal, se articula a modo correctivo, dirigido a la mejora de su nivel de permanencia en el establecimiento, posibilitando el cumplimiento de los específicos cometidos que dieron oportuna razón a su internación: su protección, resguardo y promoción integral de sus derechos y de su desarrollo personal”.

Destacó también que “nos encontramos frente a un recinto cerrado que en función de sus objetivos y funciones debe contar con personal capacitado para llevar adelante los ya de por sí complejos fines a los cuales se orienta. Y que sucesos como el experimentado el 17 de febrero sugieren la conveniencia de que sean los propios operadores quienes, conociendo las finalidades tuitivas y resocializadoras del Hogar, generen las condiciones óptimas de convivencia, incluso en materia de seguridad interior del establecimiento”.

Lozada afirmó que la “presencia policial desnaturaliza el objeto de un establecimiento del tipo, y está llamada a conflictivizar aún más la difícil convivencia de quienes allí se encuentran. Tomo en cuenta los dichos de las autoridades del Hogar, al señalar que en muchas ocasiones el custodio policial lleva adelante tareas que no se corresponden con los fines de la institución, hecho que resulta cuando, por ejemplo, toma parte en algún episodio en particular, haciendo prevalecer su voluntad en la resolución de aquel, a punto tal de constituirse en un factor de gobierno”.

En función de la situación planteada, el magistrado dispuso que en lo sucesivo la custodia policial se llevará a cabo en la zona exterior del Hogar.


Comentarios


Denuncian ataque policial en un hogar de menores de Bariloche