Denuncian intimidaciones



CHOELE CHOEL- Mientras la retención de servicios que llevan a cabo los docentes como media de fuerza ya ronda el 98 por ciento en Valle Medio, ayer tres maestras recibieron intimidaciones para que dejen la protesta y su militancia gremial.

Fuentes de la Unter indicaron que una de ellas, profesora de historia en un colegio secundario de Lamarque y referente del gremio en esa localidad, recibió duras amenazas telefónicas.

En las mismas se le decía que tenía que abandonar la actividad.

“Las obscenas amenazas -según una fuente consultada- se repitieron durante toda la noche, e incluso luego que dejara descolgado el teléfono, las dejaron grabadas en el contestador”.

Por otro lado, a dos docentes se les apedreó la casa. Incluso en uno de los casos la maestra se encontraba sola con sus hijos pequeños en la vivienda cuando recibió la descarga de piedras, pero no pudo ver a los agresores. Las fuentes prefirieron guardar las identidades de las docentes en el anonimato por temor a represalias.

Ocuparon la delegación del CPE

SAN ANTONIO OESTE- Los padres perdieron la paciencia y ayer llevaron a cabo medidas de acción directa para reclamar que el gobierno provincial garantice el dictado de clases durante el corriente ciclo lectivo. Después de movilizaciones por las calles de la localidad y reiteradas reuniones desarrolladas durante la semana pasada y principios de ésta, los padres pasaron de las palabras a los hechos y ayer a las 8 de la mañana se instalaron en la Delegación Regional Atlántica del Consejo Provincial de Educación.

“Cuando nuevamente todos los alumnos tengan clases recién la vamos a desalojar”, afirmaban ayer los integrantes de la Cooperadora de Padres.

Junto a un importante número de docentes colocaron carteles y permanecerán en la dependencia del CPE.

En tanto, ayer por la tarde, por exigencia del grupo de personas concentrado en la Delegación Regional, en una Sesión Extraordinaria convocada a este solo efecto, el Concejo Deliberante local aprobó una ordenanza declaratoria en la que se establece el estado de Emergencia Educativa.

Los ediles exigen al gobierno provincial que garantice la normal finalización del ciclo lectivo en los plazos establecidos para este año. “No queremos que nuestros hijos pasen por decreto o por resolución, queremos que aprendan”, dijeron los padres.

Hubo olla popular y movilización en Cipolletti

CIPOLLETTI- Los docentes acompañados por padres y estudiantes montaron ayer una olla popular en la esquina de Roca y Sarmiento, en el Paseo de la Familia, exigiendo al gobierno provincial definiciones en cuanto a la defensa de la escuela pública, el no a la desregulación, el pago de los salarios y otras reivindicaciones.

Además, había reuniones, que continuarán hoy, en varias escuelas, preparando la movilización de mañana, que en Cipolletti partirá desde las 18 en ese mismo paseo. En Cipolletti, si no se cobran los haberes, habrá una concentración hoy también en Roca y Sarmiento.

Voceros de Unter dijeron que solicitaron a la Cámara de Comercio un cierre de locales, al menos desde las 18 de mañana, como señal de apoyo a los trabajadores estatales, y que también apoya la movilización la Cámara de Productores.

En Allen el clima es más duro. Aurelio Vázquez, de Unter, dijo ayer a LU19 que si hoy no se cobra podría cortarse la ruta a la altura de la secretaría de Fruticultura.

En Cipolletti hubo una postura para cortar la ruta 22 en su intersección con la 151, mañana, pero no prosperó.

Los docentes y la comunidad educativa de Cipolletti se concentrarán en el Paseo, marcharán por la ciudad y harán el acto frente al Hospital o en la Cámara Laboral.


Comentarios


Denuncian intimidaciones