Denuncian presuntos apremios policiales

Desde la Policía se está investigando el hecho.



#

El denunciante dice que lo llevaron a la Comisaría Segunda, donde estuvo alojado con dos detenidos más.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un joven de 20 años denunció ayer en la UFAP que fue víctima de presuntos apremios y abuso de armas por parte de empleados policiales mientras estuvo detenido en una unidad policial. La denuncia la presentó Luis Alejandro Barreto, quien es hermano de Carmen Curaqueo, la madre del adolescente Nicolás Carrasco, quien murió alcanzado por perdigones de plomo durante la represión policial que ocurrió el 17 de junio de 2010, en los barrios 169 Viviendas y Boris Furman de esta ciudad. Curaqueo dijo que su hermano presentó ayer por la mañana la denuncia. Sostuvo que personal policial de la Comisaría Segunda lo detuvo en la madrugada del jueves cuando estaba en el Centro Cívico con una amiga sacando fotos. Dijo que los detuvieron alrededor de las 2 porque un turista había denunciado que desconocidos le habían robado una cámara fotográfica. Curaqueo señaló que su hermano fue enviado al calabozo, junto con su amiga, donde había dos chicos detenidos. La mujer aseguró que después personal policial retiró a los cuatro detenidos de la Comisaría Segunda y los trasladó en la caja de una camioneta policial hacia una unidad, que el denunciante no pudo precisar, pero que estará ubicada en la zona Oeste. En esa unidad policial fue alojado con su amiga en un calabozo, mientras que los dos jóvenes restantes fueron enviados a un segundo calabozo, según el denunciante. Curaqueo dijo que mientras su hermano estuvo detenido en ese calabozo fue sometido presuntamente a vejámenes. Dijo que le gatillaron dos o tres veces con un arma de fuego que apoyaron en su boca y en la cabeza. Además, lo obligaron a bajarse el pantalón, mientras lo amenazaban con un supuesto ultraje. La mujer dijo que un policía le pegó una trompada para sacarle el celular a su hermano. Sostuvo que, según el relato de Barreto, a su amiga la habrían manoseado. Indicó que no pudieron ubicar ayer a la chica porque se habría ido de la ciudad por el drama que vivió. Desde la Policía confirmaron ayer que se había presentado una denuncia. Y señalaron que la Unidad Regional Tercera está investigando el hecho. Una fuente indicó que sólo la Comisaría 27 tiene calabozos, pero aseguró que no hay ningún indicio del hecho denunciado. El resto de las unidades de la zona Oeste no tienen calabozos. El comisario José Luis Tejada afirmó ayer en Bariloche2000 que “se están tomando declaraciones con el personal de guardia para evaluar qué pasó”. Curaqueo sostuvo que liberaron a su hermano y a la chica alrededor de las 5 del jueves, cuando un familiar del joven que es policía llegó a la unidad policial y observó la situación. La mujer dijo que no pueden revelar el nombre del familiar por el momento.


Comentarios


Denuncian presuntos apremios policiales