Denuncian problemas en el Castro Rendón



NEUQUEN (AN).- La junta gremial interna del Hospital Castro Rendón denunció ayer que mientras las autoridades anuncian obras de alto impacto, como la ciudad administrativa, la sala de terapia intensiva del sector de neonatología "lleva 20 años montada en un ex pasillos", tiene "los ascensores tapiados e inutilizados " y en medio de ese panorama está en marcha "una refacción inconsulta y conflictiva que atenta contra la calidad de la atención" de los pacientes.

La denuncia la formularon ayer los delegados Baltasar Alvarez y Enrique Trovato a través de un comunicado de prensa en la que preguntan si las prioridades políticas del gobierno en materia de obras son los "museos, bodegas, helicópteros y fuentes de aguas mágicas".

"A quienes trabajanos en la unidad de terapia intensiva neonatal del Hospital Neuquén nos resulta incomprensible e inadmisible dicho anuncio, dado que prioriza el choluleo de campaña la realización de obras que den respuesta a la comunidad, como las necesarias en nuestro sector, donde la demanda supera la oferta", agregan los representantes de la comisión interna en el documento difundido ayer.

En el comunicado destacan que la sala de terapia "lleva 20 años montada en un ex pasillo, con los ascensores tapiados e inutilizados y actualmente con una refacción inconsulta y conflictiva que atenta contra la calidad de atención".

Más adelante expresan que cuando se difundió el proyecto de la ciudad administrativa "nos preguntamos con bronca e impotencia ¿cuáles son los parámetros y fundamentos que el gobierno utiliza para decidir las prioridades en cuanto al gasto en obras públicas?". Los gremialistas formulan otra pregunta: "Cómo hacemos para que terapia neonatal del hospital provincial pase a ser una prioridad política?".


Comentarios


Denuncian problemas en el Castro Rendón