Denuncian restricción de acceso a playa rionegrina

Grupos de excursionistas y "pulperos" denuncian que el nuevo propietario de un campo restringe el ingreso a una bellísima y solitaria playa del sudeste, donde se encuentra una lobería.




SIERRA GRANDE (ASG).- Las restricciones impuestas por los propietarios de un campo en el acceso a una privilegiada zona costera del sudeste rionegrino preocupan a los pobladores del lugar. Pulperos y excursionistas ya realizaron un planteo ante las autoridades provinciales, exigiendo al Estado que garantice el libre tránsito por la zona costera, con la apertura de una ruta nacional que está borrada del mapa.

Por ahora, el gobierno pidió un informe. (ver aparte).

Al finalizar el verano, un grupo de amigos que todos los años coinciden en Playas Doradas decidió hacer como todos los años una excursión que tenían como prioridad. El sitio elegido fue la bahía que se encuentra 21 km al sur de Playas Doradas, cerca del límite con Chubut, en el campo conocido como Los Hornitos, que era de la familia Odriozola y fue vendido hace 4 años a Nicolás Van Dittmar, socio de Joe Lewis, el magnate propietario de Lago Escondido.

Es un sitio de singular belleza, ya que a pocos metros del casco del establecimiento rural hay una importante lobería. La particularidad del sitio es que hay calma absoluta y naturaleza que pocos hombres conocen.

Los 7 excursionistas, apasionados por la naturaleza, cargaban con todo el equipamiento indispensable para pasar unos días en el lugar, pasaron por Punta Colorada y siguieron al sur de Punta Pórfido hasta el campo. Pero esta vez se encontraron con un alambrado de 9 hilos que llegaba hasta escasos metros de la costa, según narró Antonio "Chobi" Torres, habitante de Playas Doradas, que conoce el sitio como la palma de su mano y que por años junto a su familia lo frecuentó sin restricciones. (ver Aparte)

Haciendo valer sus derechos de libre tránsito por las costas, pasaron al territorio del campo y se quedaron. Aclararon que el alambre no llega hasta la línea más alta de la marea, pero está muy cerca. Acamparon, y no pasó mucho tiempo hasta que fueron visitados por una señora sería la dueña o administradora del campo - que les pidió los datos personales. Distinto fue el caso que plantearon los pulperos que trabajan en la zona, que llevaron un planteo al Ministro de la Producción Juan Acattino y al Ministerio de Turismo provincial . Según comentó a "Río Negro" el pulpero Esteban Linares, que hace 50 años se dedica a la actividad, ya tuvo un inconveniente en el campo cuando ingresó a la línea de marea a pulpear. Los propietarios del lugar mandaron a buscar la policía, según le di

jeron "por prevención". Linares dijo estar dispuesto a dar pelea legal para ejercer su derecho de libre tránsito en la zona costera.

Para ingresar a la playa antes había un camino vecinal, que en realidad era la traza original de la ruta nacional Nº 3. Tras su inhabilitación como tal, fue borrada de los mapas y cortada por los alambrados de los campos. No obstante, sucesivos ministros de turismo de la provincia apoyaron la reconstitución de esa vieja traza como vía directa a Puerto Lobos -Área Natural Protegida -. El objetivo: ingresar por Río Negro a una reserva de la Ballena Franca Austral en el extremo sur de la provincia en el límite con Chubut.

El viejo camino, que no era costero pero permitía ingresar al campo, fue cerrado por el alambrado y no hay tranquera que permita el paso. El alambre corre perpendicular a la línea de marea hasta escasos metros del mar.


Comentarios


Denuncian restricción de acceso a playa rionegrina