"Denuncias de coimas son una farsa"

La única prueba en mi contra, declaró Costanzo a Liporaci, es un abominable anónimo




BUENOS AIRES (ABA).- El senador nacional, Remo Costanzo, afirmó ayer que "ni siquiera hubiera aceptado una insinuación", al declarar como imputado ante el juez Liporaci en la causa por los supuestos sobornos en la Cámara alta.

"No tengo nada que ver, y la única prueba de cargo en mi contra es un abominable anónimo", señaló el legislador rionegrino quién batió todos los récords al comparecer ante la justicia por el término de cuatro horas.

"El juez - comentó a esta agencia Costanzo-, me preguntó si había algo cierto en el libelo. Le contesté, en lo que a mí respecta, que no, salvo que tengo un 405. Tengo que presumir, a partir de ese dato, que todo lo demás es una farsa, una mentira". En cuanto a su patrimonio, Costanzo afirmó ante el magistrado que desde su ingreso hace once años en el Senado no incorporó "ni un sólo bien".

El senador, acompañado de su defensor Esteban Righi, defendió a su secretario Martín Fraga (uno de los sospechados en el caso ) por "su idoneidad", aunque al mismo tiempo, aludió que no lo une con Fraga ninguna otra circunstancia que una "relación profesional". Al respecto, Costanzo dijo no conocer el county Golfers donde está la casa de su asesor, y rechazó haber realizado una gestión en favor del padre de Fraga para que este adquiera el Registro de la Propiedad del Automotor de Pilar. "Ni siquiera conozco Pilar", espetó.

El representante rionegrino también negó que su secretario haya realizado un movimiento importante de fondos, como (según le comentó una fuente a este diario) había señalado uno de los fiscales. Además, puntualizó como dato curioso que "los fiscales (Eduardo Freiler y Federico Delgado) no le preguntaron nada sobre Fraga".

Por otra parte, el juez Liporaci advirtió que "la investigación sobre las responsabilidades personales recién empieza" .

Costanzo adjudicó la maniobra a "algún enemigo que no tengo detectado" y deslizó sobre el anónimo que "no deja de ser preocupante la convivencia con los autores si pertenecieran a ese cuerpo". Asimismo-luego de hacer una descripción de sus bienes- añadió que no integra la Comisión de Trabajo que tuvo a su cargo el tratamiento de la ley y que sólo participó de audiencias públicas y recordó que su bloque impuso modificaciones sustanciales a la iniciativa oficialista.

"La evaluación recién empieza"

BUENOS AIRES (ABA).- A Liporaci no le interesa si Costanzo acumuló o no fortuna durante la última década, ni como el padre de Martín Fraga obtuvo el Registro de la Propiedad Automotor. El magistrado que investiga el asunto del hipotético pago de coimas en el Senado a cambio de la ley laboral "no va tan lejos". Ello se desprende del breve diálogo que el juez mantuvo con este cronista, mientras subía las escalinatas de Comodoro Py 2002.

- ¿Lo satisfizo la explicación de Costanzo de que no adquirió bienes relevantes en los últimos once años, ni tiene nada que ver con el Registro del Automotor que tiene el padre de Fraga?

- "No me interesa. Yo no investigo enriquecimiento ilícito sino sólo el tema de los sobornos por la reforma laboral", respondió a modo de muletilla.

- ¿Que balance hace de la declaración de hoy (por ayer) del legislador rionegrino?

- Lo único que puedo decir es que negó todo. A partir de ahora, tras haber declarado el último imputado entramos en plena evaluación.

- ¿Evalúa alguna medida específica?

- Tal vez se efectúen algunos careos entre los sospechados.

El juez federal Carlos Liporaci cerró la puerta del ascensor rehuyendo continuar el diálogo. Muchos entienden que tras la partida del ex titular de la SIDE, Fernando de Santibañes, la causa solo se mantiene "viva" por la acusación que el Consejo de la Magistratura tiene contra el propio Liporaci.

Con el peligro -si los careos terminan siendo acusaciones al voleo-, de que el Parlamento abra una sucursal en Tribunales.


Comentarios


«Denuncias de coimas son una farsa»