A River le salió todo bien y se metió en los cuartos de final de la Libertadores

River jugó el partido perfecto ante Racing, ganó 3-0 y se metió entre los ocho mejores. Le puso fin a la sequía goleadora (cuatro sin marcar) en el momento más oportuno.

30 ago 2018 - 00:01

La sequía de goles con la que llegaba River al decisivo partido ante Racing, se cortó en el momento más oportuno. Con determinación y poderío ofensivo, el Millo resolvió la serie ante Racing en la primera media hora de partido y se metió en los cuartos de final de la Copa Libertadores al vencerlo por 3-0.

Ahora, el equipo de Marcelo Gallardo deberá enfrentar a Independiente por un lugar entre los cuatro mejores de máximo certamen continental.

Quién siguió con su halo de imbatibilidad fue Franco Armani: volvió a mantener su arco en cero y se acerca al millar de minutos sin recibir goles.

El comienzo del encuentro fue de ida y vuelta, donde el dueño de casa asumió el protagonismo de entrada. Si bien Racing tuvo alguna aproximación en el área de Armani, a la defensa millonaria se la vio sólida. Esa apoyatura le dio alas a la ofensiva de la Banda, quien empezó a tocar con sintonía. La primera de riesgo fue tras un córner desde el sector izquierdo que envió Juan Quintero (reemplazante del lesionado Pity Martínez) metió un centro y Lucas Pratto cabeceó, pero el neuquino Gabriel Arias contuvo sin problemas.

Poco después Milton Casco trepó por la izquierda, remató y el arquero dio un rebote que Santos Borré no pudo enganchar bien para rematar. River preanunciaba la apertura que se dio cuando el reloj marcaba los 11 minutos.

Tres toques de primera entre Nacho Fernández, Borré y Quintero, asistencia de Montiel desde la derecha para que el Oso Pratto desde el punto del penal fusilara al ‘1’ de la Academia.

Racing intentó reaccionar cuando Federico Zaracho envió un potente disparo que Armani sacó al córner para darle tranquilidad a sus hinchas. Sin embargo y a pesar de las intenciones, Racing no las pudo sostener desde el juego. River se impuso tanto en la posesión de la pelota como en lo físico. Ahogó al mediocampo rival y hasta pareció que en lo físico el Millo fue muy superior.

Antes de la media hora, River comenzó a sentenciar la serie. El segundo gol nació en un error que le salió muy caro a Racing. Neri Cardozo le pegó muy mal y se la regaló a Palacios, quien finalmente terminaría definiendo ante la salida de Arias, luego de que Juanfer Quintero peleara el balón con Orban. El defensor cortó el pase pero con la mala suerte de que la pelota derivara en Palacios.

Nadie se animaba a sentenciar una serie al comienzo del ST, más aún si se trata de este Racing de buen pie y sobrada conducción desde el banco, vía Chacho Coudet. De todas maneras, en ningún momento la Academia se sintió cómodo en el Monumental y cuando lo hizo, apareció Armani para desactivar el peligro y salvar a la vez, su invicto.

River se dio el lujo incluso de marcar un gol más a través de Santos Borré, luego de un córner de Nacho Fernández, para redondear una noche en la que a River le salió todo y se metió entre los ocho mejores de la Copa. Anoche despachó a Racing, ¿podrá ahora con Independiente y dejar a Avellaneda sin Libertadores?

Las claves
de la victoria
Cada vez que lo exigieron, Franco Armani respondió y extendió su largo invicto en el arco de River, que ya llega al millar de minutos sin que le conviertan goles. El ‘1’ fue clave en el complemento.
Cuando se supo que Pity Martínez no iba a estar presente por una lesión, Gallardo no dudó y le dio la responsabilidad del juego a Juan Fernando Quintero. El colombiano fue figura.
A los 11 minutos, Lucas Pratto se desahogó de todo lo que no había podido convertir en los últimos cuatro partidos. Su gol fue clave para encaminar la serie ante Racing, ya que River pasó a manejar el trámite.
1
2
3
Redacción central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.