Boca jugó por debajo de su nivel y trastabilló en Roma

El campeón italiano fue superior y "Bati" anotó un gol

08 ago 2001 - 00:00

Boca Juniors perdió ayer 3 a 1 ante Roma en un partido amistoso disputado en el estadio "Olímpico" de la capital italiana.

El delantero Gabriel Batistuta y el uruguayo Giani Guigou, en dos ocasiones, marcaron los goles del campeón de Italia, mientras que Wálter Gaitán descontó para el equipo de la Ribera.

La organización del encuentro fue pactada en 1999, cuando Roma adquirió el pase de Wálter Samuel en 22 de millones de dólares. La concreción hoy del partido le permitió a Boca obtener un millón más.

El estadio "Olímpico" lució colmado por más de 50.000 personas que acudieron para ver por primera vez a su equipo durante la pretemporada.

Llevaron miles de camisetas, bufandas y banderas para festejar el retorno y el título logrado en junio luego de 18 años.

Pese a las diferencias económicas entre ambos planteles, Boca no fue menos que Roma en el primer tiempo, se mostró bien parado en la defensa y el mediocampo, aunque sólo Delgado inquietó con sus piques.

Schiavi, que debutó, y Burdisso controlaron bien a Batistuta (lució el número 20 en la camiseta) y Montella, y el colombiano Serna apeló a las infracciones para frenar los ataques de Totti.

A los 27 minutos, Batistuta se hizo cargo de un tiro libre a treinta metros de Abbondancieri y con un tiro colocado, que pico antes, batió al arquero boquense.

Enseguida Abbondancieri enmendó en parte su error cuando sacó al córner una volea de Fuser y, en la jugada siguiente, un cabezazo a Montella. Delgado y Pérez tuvieron sus oportunidades pero en ambos casos sus remates salieron desviados.

En el complemento, Carlos Bianchi -dirigió a Roma en 1997 durante 13 fechas y fue destituído- y Fabio Capello realizaron modificaciones en sus equipos, y cuando nada había cambiado un remate lejano del uruguayo Giani Guigou se desvió en Burdisso e ingresó por el medio del arco tras descolocar a Abbondancieri.

La nota del partido ocurrió a los 20 minutos del segundo tiempo, cuando Antonio Barijho resbaló y cayó sobre la pierna izquierda del africano Lassissi, que sufrió fractura de tibia y peroné. El delantero se fue expulsado pese a que no tuvo intención de lesionarlo.

Después, el mediocampista Antonio Cassano, de 19 años, hizo su presentación en Roma, que lo contrató a cambio de 34 millones de dólares, una muestra más de las diferencias entre ambos equipos pese a que Boca es campeón Intercontinental.

Roma fue muy superior en el complemento a Boca, que contó con un buen debut de Schiavi, el mejor jugador del equipo.

A los 37 minutos, Guigou con un zurdazo desde larga distancia, marcó el tercero, mientras que el riojano Wálter Gaitán descontó a los 42, con un remate cruzado ante el arquero.

Totti no se olvida de Bianchi

El crack de Roma, Francesco Totti, afirmó ayer que respeta a Carlos Bianchi, "como persona, pero no como DT", en el marco de una polémica sobre el técnico argentino con la prensa italiana.

"Es cierto, hace unos años yo estaba por irme del club, pero Roma debió elegir entre él o yo", dijo Totti, al recordar su difícil relación con Bianchi cuando éste dirigió a Roma.

"Yo no tuve problemas con Totti, si él jugó mientras yo estuve...Yo le decía que era joven y que debía escuchar. Por ahí, no le gustaba lo que le decíamos", expresó Bianchi.

El DT recibió una durísima crítica el lunes en el diario romano "Il Messaggero" y respondió a preguntas polémicas en una pequeña rueda de prensa con periodistas locales.

La crítica más dura partió del periodista Mimo Ferretti en el que éste dice que Bianchi hizo "pedazos su carné", que su preparador físico Julio Santella era un "carnicerito", que sólo hacía gestos desde la banca para la tevé.

Córdoba elogió y tranquilizó a Takahara

El arquero Oscar Córdoba dijo que el jugador japonés Naohiro Takahara, flamante adquisición de Boca Juniors "puede jugar tranquilo, sin problemas, porque en este país no existe la xenofobia".

"Lo que tiene que hacer es entrar a la cancha y demostrar sus condiciones", expresó y reveló que habló con su compañero, a través del intérprete, Watari Takahasi, durante breves minutos, en el vestuario.

La charla, según Córdoba, se desarrolló minutos antes de empezar la práctica en el complejo de Casa Amarilla, donde se sumó al plantel, tras haber estado de licencia luego de su participación en la Copa América.

El arquero, al término del entrenamiento, dijo que vio al centrodelantero nipón "con gran disposición y dispuesto a dar satisfacciones a Boca".

"Me parece que por la forma en que se perfila, por cómo encara, le gusta el gol", sostuvo Córdoba, tras lo cual manifestó su esperanza de que "ojalá la gente de Boca lo reciba bien. Se nota que es un gran profesional y con muy buenas condiciones tanto atléticas como técnicas".

Consultado si lo sorprendió la contratación de un jugador japonés dijo que "para nada" pues "si buscan refuerzos y los consiguen en Arabia Saudita o Tailandia, y tienen la capacidad de adaptarse al fútbol argentino, bienvenidos sean".

A Riquelme habrá que esperarlo un poco más

El proceso de curación de la tendinitis rotuliana que padece en su rodilla izquierda la estrella de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, es muy lento y ayer sólo realizó ejercicios de recuperación en el gimnasio de Casa Amarilla.

Riquelme, quien comenzó a sentir los efectos de la lesión el 25 del mes pasado, dos días antes de que el bicampeón de América jugara de visitante ante el Vasco da Gama por la Copa Mercosur, está siguiendo al pie de la letra los consejos del cuerpo médico del plantel pero la dolencia tarda en desaparecer.

El futbolista, luego de un día libre, concurrió ayer al entrenamiento del plantel xeneize que se quedó en Buenos Aires con el director técnico del equipo alternativo, Carlos Veglio.

"Román todavía sigue con ejercicios de kinesiología", dijo el médico xeneize, Jorge Batista, quien puso de relieve que ya se recuperó de su contractura el lateral derecho Jorge Martínez.

Durante la práctica, realizada en la cancha número 2, se sumó al equipo el arquero colombiano Oscar Córdoba quien fue exigido con pelotazos largos por el japonés Naohiro Takahara.

El jugador nipón estuvo permanentemente acompañado por su intérprete, Watari Takahashi, quien no se separó de él y se sometió, al igual que el resto del plantel, a una exigente práctica física.

También estuvieron en el entrenamiento los juveniles Nahuel Fioretto, Ariel Carreño, Elías Bazzi y Miguel Portillo, entre otros.

El lateral izquierdo brasileño Jorginho trabajó en el gimnasio del predio.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.