Despres trabajó para su mochilero

18 ene 2013 - 00:00

En una duodécima etapa en la que hubo juego de equipo entre el líder Cyril Despres y mochilero Rubén Faría, el holandés Frans Verhoeven rubrica su cuarta victoria en el Dakar, la primera desde el 2011, aunque nada cambió en la general de motos. Despres trabajó para que Faría, su compañero en KTM, estirara la ventaja con el chileno Francisco Chaleco López. Durante todo el tramo de velocidad se invirtieron los roles. El campeón anduvo tranquilo y se notó en el final en Copiapó, donde llegó decimotercero, mientras que Faría fue segundo y le sacó más de 3 minutos a Chaleco López, quien finalizó séptimo. A pesar de los problemas en su Iritrack, que no marcaba su paso por los diferentes controles, Verhoeven se quedó con la victoria en la etapa, después de aventajar a Faría por 1m 38s. Completaron los cinco mejores el español Joan Barreda Bort, el galo Alain Duclos y el portugués Helio Rodrígues. En la general, la estrategia de Despres y Faria funcionó a las mil maravillas. El campeón aventaja a su mochilero por 5m 39s, mientras que Chaleco López quedó a 13m 40s, con dos etapas por delante. Javier Pizzolito volvió a convertirse en el mejor argentino. Terminó noveno, a sólo 5m 22s del ganador de la etapa. Mantuvo su décimo lugar en la general.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.