La Selección busca recuperar el vínculo con la gente

27 may 2018 - 01:00

El plantel argentino que viajará a Rusia para disputar el mundial 2018 intentará hoy comenzar un romance. Es que el vínculo entre la selección y el público está muy lejos de ser estrecho. A la cita de hoy por la mañana en el Tomás Ducó de Huracán solo podrán asistir chicos de colegios, hogares y comedores de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Hay varios factores que distancian a los jugadores de la gente. Como siempre, la “culpa” no es de un solo lado.

El exitismo que se presenta día a día en la sociedad y que atraviesa el fútbol, le quita valor a los logros de esta generación de futbolistas. “Ser segundo no sirve”, replican algunos hasta el cansancio. Por eso, las tres finales perdidas en Brasil 2014, Chile 2015 y Estados Unidos 2016 generaron un sinfín de críticas, la mayoría de ellas infundadas.

Pero la respuesta de los jugadores ante esa hostilidad, que generalmente se manifiesta a través de las redes sociales, tampoco fue muy amable. Frases como las de Agüero “ya nos van a extrañar”, pueden ser ciertas o no, pero no ayudan.

Otro caso fue la decisión de no hacer más declaraciones a la prensa. Con Messi a la cabeza, el plantel que dirigía Bauza decidió no dar notas por varios meses sobre temas referidos a la celeste y blanca. Eso finalizó con la clasificación lograda en Ecuador a fines de 2017. La prensa comunica, mal o bien, según el gusto y la valoración de quien lo defina. Pero es innegable que un vínculo más amigable con la prensa, tendrá mejor impacto en el público.

La lejanía del equipo para con el público se manifestó más de una vez. No tiene que ver únicamente con el hecho de que la mayoría jueguen en Europa y que algunos de ellos no tengan siquiera un minuto en primera división de nuestro país.

También se vincula con el comportamiento de una selección que quiso enamorar con los resultados, pero como no ganó, fue preso del mismo exitismo que tanto le duele.

No es casualidad que en las encuestas los jugadores del medio local sean pedidos por sobre otros que la rompen hace años en el continente europeo. El pedido de renovación tiene algo de fundamento futbolístico y mucho de simpatía. La insistencia por Franco Armani, Ricardo Centurión y Lautaro Martínez fue una muestra de ello. Después, adentro de la cancha, solo el arquero pudo ganarse su lugar en la consideración de Jorge Sampaoli.

Pero ahora ya está. “Éstos son los 23 y hay que alentarlos”, se leyó y escuchó en los hinchas desde que Jorge Sampaoli dio la lista definitiva para el Mundial.

La máxima cita del deporte más popular es, quizás, el único momento en el que el pueblo argentino se une en forma casi unánime. La intención es simple: alentar al equipo, aunque sea a la distancia. De hecho, Argentina es uno de los países que más hinchas lleva a Rusia.

Entonces, los jugadores tienen la gran oportunidad de volver a encontrarse con sus fanáticos y amalgamarse en busca de la tan ansiada Copa del Mundo. La misa que es esquiva hace 32 años, cuando la levantó Maradona.

Hoy a las 10:30 de la mañana la Selección tendrá su práctica con presencia de chicos de escuelas y comedores de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Las incursiones al interior del país en partidos oficiales no se daban desde hacía tiempo. La AFA, primero con Segura y luego con Armando Pérez, decidió que el conjunto nacional se presentara como local en provincias como Córdoba, San Juan y Mendoza. Los motivos para que se disputen partidos de eliminatorias en el interior fueron varios.

La cancha de River y su público fueron considerados “hostiles” por la directiva. En el medio, hubo rumores de que fue el propio plantel el que pidió el cambio de escenario, para tener más apoyo y un trato más “amigable”.

Pero la logística y la actitud del grupo no ayudaron. Como se ve en la imagen que cosechó “Río Negro” en San Juan, la distancia física entre los jugadores y los hinchas siempre fue muy grande. Contrasta con otras selecciones sudamericanas, como el caso de Brasil. Incluso en sus peores momentos, los integrantes de scratch se brindaron para con la prensa y el público. Así ocurrió, por ejemplo, tras el 1-7 del último mundial.

Sin dudas, para que esta relación fluya, los resultados dan una mano. Pero la voluntad de los referentes del equipo puede ser importante en ese trato.

¿Llenarán la cancha?
40.000
personas entran en el estadio de Parque Patricios. Después de mucho tiempo, la Selección se acerca a la gente.
Redacción central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.