A Palmeiras le alcanzó con los suplentes

Boca goleó en casa a Alianza Lima y recibió la noticia que necesitaba desde Brasil para meterse en octavos. El delantero colombiano de Palmeiras le anotó los tres tantos a sus compatriotas. El triunfo propio tranquilizó las aguas y el resultado ajeno desató el festejo.

16 may 2018 - 23:59

El final del semestre tiene un mejor sabor de Boca. La victoria 5-0 sobre Alianza Lima y la derrota de Junior 3-1 ante Palmeiras catapultó al xeneize a octavos de final de la Copa Libertadores como escolta en el grupo H.

El equipo de los Mellizos ya tenía un ojo puesto en lo que pasara en Brasil, porque indefectiblemente necesitaba que Junior no ganara. Pero con lo fácil que se le hizo el partido, eso se acentuó.

A los 20 minutos y Boca se puso 2-0 con Frank Fabra como figura. El lateral izquierdo fabricó la jugada del primero, donde finalmente Pavón asistió a Cardona, y luego anotó el segundo.

En el último cuarto de hora de la etapa inicial, apareció Ramón Ábila con una gran definición sobre el arquero y luego para empujar el balón tras una impecable jugada colectiva.

Cuando empezó el partido, los televisores de los palcos preferenciales de la Bombonera estaban apagados o sintonizando el propio encuentro de Boca, pero para el segundo tiempo la cuestión cambió.

Todos estuvieron pendientes a la radio. Tevez anotó el quinto gol ante los peruanos, pero la atención ya estaba en otro lado. En Brasil pasó de todo pero de todos los finales posibles, para el conjunto de los mellizos, este fue el mejor.

Desde la producción futbolística, el conjunto argentino marcó la clara diferencia de jerarquía que existe con Alianza. Tuvo rendimientos altos ante un rival que ya había mostrado muchas limitaciones y anoche tuvo otro desempeño para el olvido.

Hubo tiempo para que Fernando Gago tuviera minutos luego de su lesión y los hinchas pudieron aplaudir a Pavón, la gran figura del equipo en el semestre.

Con el regreso de Darío Benedetto post mundial, más alguna incorporación que seguramente llegará, Guillermo y sus dirigidos se meten en el lote de candidatos. En octavos definirá como visitante, pero a esta altura, eso importa poco.

Racha difícil
de cortar
52
los años que lleva Alianza Lima sin ganarle a Boca de visitante, desde 1966.

El equipo brasileño puso 9 jugadores alternativos. De los que suelen ser titulares el equipo de Roger Machado, apenas Dudu y Borja jugaron de arranque. Pero Miguel, el ex Olimpo, fue imparable para Junior.

Luego de un primer tiempo palo a palo, con los arqueros como figura, el colombiano abrió la cuenta en el complemento.

Tras el 1-0, Teófilo Gutiérrez cayó en el área en una jugada polémica y el árbitro Enrique Cáceres sancionó penal. Jarlan Barrera cruzó su remate de zurda y Fernando Prass adivinó la intención para contener el disparo. Cada cosa que pasó en Brasil se festejó en La Bombonera.

Para colmo, Borja volvió a aparecer para aumentar la cuenta y enterrar las pocas chances que le quedaban a los de Barranquilla. El descuento en posición dudosa de Teo no cambió el destino de los tres puntos, ya que Palmeiras liquidó el pleito con el tercero de Borja. Luego de muchas especulaciones y una semana llena de suspicacias, el conjunto brasileño ganó su partido y se adjudicó el grupo H de la Libertadores. Junior va a jugar la Sudamericana, con mucha pena y poca gloria.

Redacción central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.