Superliga: River y un fútbol sin goles, ni a favor ni en contra

Cuarto 0-0 al hilo del Millo (entre Superliga y Libertadores), esta vez ante Argentinos. Fue más que su rival, pero no fue eficaz. Por otro lado, Franco Armani se convirtió en el segundo arquero menos vencido de la historia del fútbol argentino.

25 ago 2018 - 22:06

River juega un fútbol sin goles. No los convierte pero tampoco los sufre. En esta equilibrada balanza y más allá de la imbatibilidad de Franco Armani, lo preocupante es que el Millo no puede celebrar.

Contra Argentinos no fue la excepción y sumó su tercer 0-0 seguido por la Superliga, y si se le suma la igualdad ante Racing por la Libertadores, son 360 minutos sin grito sagrado.

Las estadísticas del primer tiempo hablan por sí solas: River tuvo mucho más el balón que Argentinos, acertó el doble de pases y sufrió el triple de infracciones respecto a su rival. Sin embargo, el Millo no fue capaz de marcar, un mal ya enquistado en la realidad del equipo de Marcelo Gallardo.

Mucha tenencia y poca resolución podría ser la síntesis de 45’ iniciales , ya que las mejores posibilidades estuvieron por el lado del dueño de casa. De todas maneras, la primera del encuentro fue para Argentinos, cuando Méndez se lo perdió ante Armani, el arquero que busca el récord absoluto de imbatibilidad en el fútbol argentino. Ayer quedó segundo al superar a Fernando Navarro Montoya y Jorge Traverso.

A poco del comienzo llegaría la primera de las dos polémicas de la etapa, que tuvo un mismo protagonista: Ignacio Fernández. El volante se fue contra el arquero y cayó en el área reclamando penal pero el árbitro Rapallini no compró.

Diez minutos más tarde, cerca del cuarto de hora llegaría la otra jugada en discusión. Fernández fue a buscar el centro atrás de Casco y Mac Allister fue al piso para trabarlo y aquí sí pareció que el volante lo tocaron.

A la vuelta de los vestuarios, poco cambió en el desarrollo de las acciones. River fue decidido en busca del desequilibrio de la mano de Juan Quintero, ante un Argentinos que intentó ser ordenado aunque sin brillo, ya que Leo Pisculichi, ovacionado por todo el Monumental, no tuvo una buena noche.

A los 6’ Pratto estuvo a punto de cortar la sequía de goles con un cabezazo, pero el balón dio en el travesaño y se fue. Por otro lado, Armani estuvo cerca de perder su invicto cuando no alcanzó a achicar una entrada de Romero, que Pinola salvó en la línea.

Pratto volvió a rondar el gol, pero Chaves, de manera milagrosa y a puro reflejo, lo impidió. La misma suerte corrió Borré y también Quintero. No hubo caso.

Ahora, River deberá exorcizar los fantasmas de la sequía nada menos que ante Racing, el miércoles por la Libertadores.

Le cerró la persiana
al arco millonario
890
minutos lleva Armani sin que le conviertan un gol. El último, el 1° de abril ante Defensa. Lo hizo Fernando Márquez.
redacción central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.