Tiene cada vez más vuelo

Cipolletti sigue en ascenso. Mejoró en su juego y con autoridad, le ganó 2-0 a Huracán como visitante.

20 sep 2010 - 00:00

Cipolletti (10) cumplió con su deuda futbolística. Con una actuación de alto vuelo, ayer venció 2-0 a Huracán en Tres Arroyos (5) y se afirmó como escolta de la zona 1 del Argentino A, que lidera Brown de Madryn (13). El equipo de Marcelo Yorno volvió a mostrar solidez defensiva (tiene apenas tres goles en contra en cinco partidos) y le agregó paciencia y madurez para manejar el balón con mucho criterio. El encuentro arrancó con vértigo, con mucho ida y vuelta, pero enseguida Cipolletti tomó las riendas con un gran manejo de pelota. Las posesiones largas le permitieron ganar en confianza para adormecer a su rival y buscar las mejores opciones en ataque. Por esa vía estuvo a punto de abrir el marcador apenas pasadas los 10 cuando Gerardo Solana mandó un preciso centro que Ezequiel Petti conectó de cabeza, pero el remate dio en el palo y salió. Era el anuncio de que el camino era ese. Huracán nunca pudo ponerse en partido y por eso se jugó cuando quiso Cipolletti. Sobre la media hora Bruno Weisser también merodeó el gol, pero su remate tuvo el mismo destino que su compañero de ataque: palo y afuera. De esa jugada llegó la apertura del marcador. Gustavo Bordicio bajó de cabeza un centro al segundo palo y Mauro Palomeque entró para mandar la pelota al fondo de la red. La ventaja se pudo haber ampliado a los 37, pero Diego Luque le sacó el gol a Petti. El final del primer tiempo, los errores defensivos del local potenciaron el dominio del albinegro. En el complemento, Cipo arrancó más replegado, en parte porque Huracán fue con más decisión. Los locales estuvieron a punto de empatar a los cinco cuando Alan Yorno dudó en salir, se volvió acomodar en el arco y atrapó un cabezazo de Germán Alecha. De a poco los cipoleños se afirmaron de nuevo en la cancha y fueron cada vez más punzantes. Sobre los 24 el visitante salió rápido de contra, el juvenil Jonathan Riffo mandó un preciso centro para la cabeza de Petti que volvió a perder con el palo, pero en el rebote apareció Weisser para estampar el 2-0. Murúa intentó con más gente en ataque, pero la firmeza mostrada por Cipolletti le impidieron contar con llegadas de peligro al arco de Yorno jr. El DT albinegro (que miró el partido desde la platea porque estaba expulsado) hizo unos retoques en el medio que salieron a la perfección porque el equipo durmió el partido y pudo abrochar la victoria sin mayores sobresaltos.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.