Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Deportivo Roca volvió a caer, esta vez frente a San Martín de Tucumán

Para el Depo, la espera continúa. El Naranja sigue sin ganar, ayer perdió en Tucumán con San Martín 2-0 y no sale del fondo.



#

Villavicencio y Volken, los dos protagonistas de la jugada que derivó en el primer gol (de penal) del equipo tucumano. Roca sigue con su andar errante en el Tetra.(Foto: Gentileza )

FEDERAL A | TETRADECAGONAL

No hay caso. El Tetradecagonal sigue siendo un verdadero dolor de cabeza para Deportivo Roca, que ayer en Tucumán sufrió un nuevo golpe. Este andar magullado del Naranja por el certamen federal lo ha depositado en el fondo de la tabla, sin victorias y con muchos interrogantes. En un templo del fútbol norteño con La Ciudadela de San Miguel de Tucumán, San Martín, tan urgido como el Depo en esta segunda fase, aprovechó situaciones en momentos clave del juego para vencer 2-0 y calmar a diez mil espectadores que pedían una prueba de aptitud para un equipo que se armó para ascender y que hasta ayer sólo había ganado una vez en el Tetra. El Santo tucumano, que fue sólo algo más que el Naranja en los primeros 45’, tuvo a su favor una decisión por demás discutida por el árbitro Sebastián Mastrángelo, quien en el último minuto antes del descanso vio un agarrón de Lucas Volken sobre Matías Villavicencio en el área a la salida de un córner, y cobró penal. Diego Bucci tomó la pena y lo transformó en ventaja para los norteños, que hasta ahí sólo había llegado dos veces al arco defendido por Facundo Crespo. Una con Agudiak, cuyo remate se fue apenas afuera; y otra con Chacana, que el ‘1’ Naranja contuvo con esfuerzo. El Depo por su parte, tuvo su chance más clara cuando llegando a la media hora, Volken no pudo aprovechar en el segundo palo una asistencia de cabeza de Gastón Martínez. Si el último instante de la primera mitad había sido fatídico, qué decir del primero del complemento. El Depo no regresó del todo lúcido de los vestuarios, y con la guardia baja recibió un nuevo golpe del que nunca más se recuperaría. Gonzalo Rodríguez ingresó libre de marcas por detrás de toda la defensa visitante, y de cabeza aumentó cifras para el equipo de Sebastián Pena, cuya suerte al frente del equipo tucumano dependía del resultado de ayer. Diego Landeiro movió el banco y utilizó los tres cambios. Probó con Alejandro Monsalve por Alexis Cire con el fin de equilibrar fuerzas en el mediocampo; con Paul Carrasco por Volken, que está claro no pasa su mejor momento; y con el movedizo JM Vázquez por Diego Guevara. A pesar del intento de cambio de timón, no hubo respuestas necesarias como para modificar el destino del partido. El nuevo golpe que sufrió el Depo en Tucumán no hace más que profundizar la preocupación sobre un equipo que hace dos meses que no gana (la última victoria, el 19 de julio ante Alianza). El plantel, quien después del partido regresó a Termas de Río Hondo, tendrá varios días de convivencia para intentar recuperar ese fuego sagrado que lo hizo competitivo ante equipos de mayor poderío. La próxima chance de recuperación será en Salta ante Gimnasia y Tiro, a quien ya se confirmó que enfrentará el próximo viernes a las 22, en el adelantado de la novena fecha.


Comentarios


Deportivo Roca volvió a caer, esta vez frente a San Martín de Tucumán