Derrame cloacal afectó entrega de licencias



#

El desborde afectó la dependencia municipal.(Foto: Leonardo Petricio )

NEUQUÉN (AN).- Una nauseabunda inundación en el predio de la dirección de Licencias de Conducir ubicada en calle Santa Teresa obligó a las autoridades municipales a suspender la atención al público hasta nuevo aviso, por un problema de funcionamiento de la planta de bombeo del EPAS de Sapere. Ayer por la mañana empleados y vecinos se encontraron con el desagradable panorama producido por el colapso del sistema cloacal, por lo que se resolvió suspender la atención al público para evitar el contacto de las personas con los líquidos que inundaron el predio. En la delegación municipal de Santa Teresa al 2000 se realizan los trámites para las nuevas licencias de conducir y se toman los exámenes prácticos a conductores de autos y motocicletas. El subsecretario de Coordinación, Francisco Sánchez, indicó ayer que la medida de suspender la atención en la delegación se tomó por recomendación de un informe médico, que advirtió sobre la posible presencia de la bacteria Escherichia coli –causante del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)– en el lugar. “La gran cantidad de agua no permite el trabajo y tampoco es sano que tengamos empleados o ciudadanos en ese predio”, señaló y agregó que “no sólo ingresaron los líquidos en el predio, sino también los olores”. El hecho viene a agregar una cuota más de tensión en la relación municipio-provincia por el funcionamiento del EPAS y la concesión por obras y saneamiento en la ciudad. Si bien en la reunión que representantes de ambos gobiernos mantuvieron la semana pasada se había acordado poner fin a las acusaciones mediáticas, ayer el funcionario municipal manifestó su disconformidad con el EPAS ante la situación.


Comentarios


Derrame cloacal afectó entrega de licencias