Derrame de petróleo cerca de Rincón de los Sauces

Ocurrió entre ayer y el domingo a 6 km del Colorado.



RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- Una cantidad no especificada de petróleo se derramó entre el domingo y ayer en un área hidrocarburífera cercana a Rincón de los Sauces.

El hecho, que fue descubierto por operarios petroleros que dieron aviso a "Río Negro", ocurrió en cercanías de la batería dos, del yacimiento petrolero Desfiladero Bayo, a sólo seis kilómetros del río Colorado. Poco antes de las nueve de la mañana de ayer, este diario llegó hasta el Cañadón del Desfiladero, que atraviesa la ruta provincial 6.

A simple vista se observó un extenso derrame de petróleo, que recorrió cerca de 3.000 metros desde su inicio hasta los bordes de arena de la misma ruta.

A diferencia de derrames anteriores ocurridos principalmente en el año 1996, el material viscoso no logró trepar l capa asfáltica y encaminarse hacia el curso hídrico. Por la mañana temprano, no se observaron movimientos de suelo para remediar la tierra, ni tampoco ninguna persona o ente evaluando el daño ambiental.

Sin embargo, poco después de las 9:30, llegaron al lugar varias máquinas viales y operarios de la empresa Astra Evangelista (contratista de Repsol), para limpiar el sitio.

Además, se observó la presencia de un jefe de operaciones de Repsol que habría recorrido la zona con personal del Coirco (Comité Interjurisdiccional del río Colorado).

En busca del nacimiento del derrame, este diario halló un ducto de unos 40 centímetros de diámetro, que desemboca en el cañadón del desfiladero, por donde se escaparon aproximadamente 20.000 litros del líquido.

El ducto tendría origen en una planta de captación de agua dulce, que hace pocos días comenzó a utilizarse como planta de bombeo de agua de purga.

Según las versiones proporcionadas -off the récord- por personal de la firma española, "falló el sistema de supervisión de niveles (telemetría) que se controla por computadora". Esa misma versión fue confirmada más tarde por personal del Coirco.

Sin embargo, desde el de

partamento de prensa de la compañía, dejaron entrever telefónicamente que "las operaciones de la empresa se ven afectadas por la falta de personal que sufrimos en estos momentos", en relación a las medidas de fuerza adoptadas por el Sindicato de Petroleros Privados.

Las explicaciones técnicas obtenidas en la jornada de ayer, aseguraron que el nivel normal de los grandes contenedores no debería superar los ocho metros o como máximo los diez metros, pero el nivel habría superado los doce metros provocando que el agua de purga se autodescargue por un ducto lateral de los tanques y fuera arrojada al campo, lugar donde nunca debió existir un ducto de descarga de agua de producción.

En las últimas modificaciones a esa instalación, la empresa no tuvo en cuenta que por rebalses imprevistos, el agua mezclada con petróleo sería expulsada en el cañadón de mayor acumulación de agua, en días de lluvia.

En diálogo con FM Ciudad, el responsable del área de Medio Ambiente de la municipalidad, Oscar Puel, aseguró a media mañana de ayer, que "llegamos al lugar del derrame pero enterados por los medios de comunicación ya que Repsol hasta el momento no denunció éste hecho", sostuvo.

El Coirco también llegó al lugar alertado por operarios de otras empresas y no por una comunicación de Repsol.

Por otra parte, los trabajos para levantar la tierra empetrolada, terminaron ayer por la tarde, además de sellar el ducto que transportó el petróleo hasta el cañadón.

Nota asociada: Petroleros frenan desde hoy la producción de crudo  

Nota asociada: Petroleros frenan desde hoy la producción de crudo  


Comentarios


Derrame de petróleo cerca de Rincón de los Sauces