Derrame en lago Maracaibo



CARACAS (AFP) – El impacto del derrame de petróleo en el lago de Maracaibo, ubicado en el oeste de Venezuela, fue de “dimensiones moderadas” y la situación, provocada por “fugas pequeñas” y “algunas filtraciones”, ya está “bajo control”, informó ayer la estatal Pdvsa. Según el director de Ambiente de Pdvsa, Ramiro Ramírez, en la zona donde se ubican las estaciones de flujo que presentaron las fugas, “actúan bandas organizadas que sabotean las instalaciones de Pdvsa en el lago”. Ramírez aseguró que las labores de saneamiento de la zona culminarán “en un lapso no mayor a cuatro semanas”. “Hay dos mil hombres y mujeres que diariamente limpian las costas” que resultaron afectadas, agregó. A principios de mes, Pdvsa había anunciado que iniciaría, con la ayuda de los pescadores de la zona, las labores de limpieza del lago. Para entonces, el presidente de la asociación para la conservación de la cuenca del lago de Maracaibo, Pablo Colmenares, aseguraba que las manchas de crudo cubrían más de mil kilómetros cuadrados de los 12.870 que conforman la cuenca.


Comentarios


Derrame en lago Maracaibo