Desalojo violento de una toma en Senillosa

La Policía levantó la ocupación ayer. Hubo corridas y heridos. Las familias serán reubicadas en un loteo social, se aseguró.



NEUQUÉN (AN).- A una semana de que 24 familias tomaran un predio fiscal en Senillosa, la policía provincial ejecutó ayer por la mañana la orden de desalojo que la Justicia había emitido el sábado.

En el céntrico predio se vivieron minutos de violencia ya que el accionar policial sorprendió a varios ocupantes durmiendo y desencadenó una serie de incidentes entre manifestantes, vecinos del sector y los uniformados.

El desalojo comenzó a las 9 de la mañana y estuvo encabezado por 30 efectivos policiales. Y si bien el predio fue recuperado rápidamente los enfrentamiento se trasladaron a las calles del pueblo y culminaron con dos efectivos policiales lesionados de piedrazos, y cuatro ocupantes demorados y varios más lesionados.

“Sin decir nada, empezaron a tirar gases lacrimógenos y balas de goma en el terreno donde había sólo mujeres y nenes que se descompusieron con el humo, les pegaron y se llevaron demorados a cuatro de ellos”, explicó el secretario general de ATEN Senillosa, Diego Rosales.

Tras los enfrentamientos, a los que se sumaron más de un centenar de vecinos de la localidad en rechazo al desalojo instrumentado, una comisión de ocupantes mantuvo un encuentro en el Concejo Deliberante.

De la reunión participaron funcionarios del Ejecutivo y allí se acordó que la totalidad de las familias que integraban la toma serán beneficiarias de un loteo social.

“La propuesta exceptúa a los jóvenes que no tienen hijos, pero contempla al resto de las familias”, explicó el edil por Une, Miguel Peralta.

No obstante, el desalojo de la toma mantuvo en vilo a toda la localidad ya que según indicó Peralta “en la toma son todos chicos de la ciudad que no tienen, como otras 500 familias, donde vivir”.

Denuncian a un policía

Rosales denunció que “un policía apuntó a la gente que estaba adentro de la toma con su arma reglamentaria”.

El titular de ATEN destacó que “vamos a averiguar quién es para denunciarlo” y agregó que “acá no hay vinculaciones políticas como acusa el intendente sino que hay necesidades habitacionales que desde hace diez años no se solucionan”.

Rosales estimó que “por lo visto hay un negociado inmobiliario detrás de las tierras de la toma” -que en gran parte están destinadas a viviendas- ocupantes de la toma vincularon el rápido desalojo del predio al hecho de que el próximo lunes la localidad festejará su aniversario con un acto en el que se espera la presencia de autoridades provinciales.


Comentarios


Desalojo violento de una toma en Senillosa