Desarticulan la oficina de atención a víctimas de violencia

Depende del gobierno provincial. Aducen que lo reestructurarán en el Consejo de la Mujer. A partir de la muerte de Ruth hubo 62 llamados al 102.

#

Familiares y amigos de Ruth Sagaut marcharon pidiendo justicia. Archivo

A UNA SEMANA DEL FEMICIDIO

El asesinato de Ruth Sagaut en su casa del barrio Frutillar este viernes a la madrugada conmovió a la comunidad de Bariloche. Apenas 29 años, cuatro hijos pequeños y una denuncia sobre violencia familiar en el 2013 que nunca prosperó. El de Ruth, fue el primer femicidio del año en Bariloche.

La línea gratuita 102 que brinda información y orientación a víctimas de violencia, recibió 3.621 llamados desde su creación en julio 2013, de los cuales 1.146 requirieron intervención y derivación a otras instituciones. A partir del caso de Ruth, se atendieron 62 llamados en menos de una semana.

“Lo de Ruth fue extremo. Pero a diario, nos encontramos con muchas situaciones donde la están pasando mal. Las herramientas institucionales no son efectivas. Lo que hay, no llega. Las situaciones no ocurren de 8 a 13. Hay horarios en que la mujer no tiene donde consultar. Necesitamos llegar a tiempo y con estrategias comunitarias”, señaló el director del Centro de Salud del barrio Frutillar, Felipe de Rosas.

A pesar de la gravedad y la cantidad de casos de violencia, trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia denunciaron un intento de desarticular el Equipo de Atención en Violencia, que funciona en el Centro Administrativo Provincial desde 2004 para atender, orientar y contener casos de violencia familiar.

“Según el nuevo lineamiento de trabajo, sólo podemos trabajar con casos judicializados, sin la posibilidad de hacer prevención. Es un retroceso a lo logrado. El martes, desafectaron a cinco personas (tres profesionales y dos operadoras) y hoy, nos comunicaron que esto queda sin efecto hasta que nos podamos reunir con el ministro Fabián Galli. Estamos en alerta”, explicó una de las integrantes del equipo.

Desde el Poder Judicial calificaron como “gravísima esta situación” ya que en muchos casos, las mujeres consultan pero desisten de hacer la denuncia. “Hay que tener en cuenta que en los últimos casos de femicidios registrados, las mujeres no habían realizado las denuncias, es decir que estas situaciones no habían sido detectadas por ningún organismo”, indicaron.

Pocas denuncias

El Juzgado de Paz de Bariloche recibe alrededor de 1200 denuncias por violencia al año. Sin embargo, también la Policía y los Juzgados de Familia son bocas de toma de denuncia en estos casos.

“Entre las 24 y 48 horas de recibida una denuncia, el Juzgado de Paz y la Policía deben remitir este tipo de situaciones a los Juzgados de Familia pero ya con medidas tomadas. También se debe articular con otras áreas del estado en el acompañamiento”, expresó Beatriz Mosqueira, coordinadora de la Oficina de Género del Poder Judicial de Río Negro.

Muchas veces, la mujer víctima de violencia no puede sostener una denuncia. “A veces, la denuncia complejiza más de lo que resuelve, por eso, transitar este circuito requiere de mucha fortaleza. Se judicializa una situación personal administrativamente. Pero la vida de la víctima continúa por un carril paralelo. Por eso, la mujer tiene que estar fortalecida y tenemos que reforzar la prevención”, destacó.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Desarticulan la oficina de atención a víctimas de violencia