Desborde de cloacas

SIERRA GRANDE (ASG).- Todo sigue igual en la escalera 25 del barrio 9 de Julio, donde desde hace meses aguas servidas son parte del paisaje. Los vecinos temen que la única salida sea la demolición del edificio y ahora acudieron a la Defensoría del Pueblo. Lentamente las columnas y cimientos ceden en los dos módulos de la escalera en cuestión y que abarca a 12 familias. Pese a los reclamos aún el IPPV no ha dado respuestas a los vecinos. Todos los días niños juegan en el lugar donde las cloacas reventaron y se convirtió en un foco infeccioso. Ahora los vecinos optaron por llevar el tema a la Defensoría del Pueblo para que alguien escuche el reclamo que lleva meses y temen que con el paso de las semanas la única solución sea la demolición del edificio, como pasó con la escalera lindera, la 24, hace dos años. La semana pasada la vecina Gloria Pereyra y otros vecinos enviaron por fax el pedido para que la defensora Liliana Piccinini los escuche y actúe en consecuencia. “El edificio cede, las puertas ya no cierran y los vidrios se revientan”, sostuvo días atrás Pereyra en concordancia con lo que ya habían informado algunos vecinos del sector. La semana pasada el intendente Nelson Iribarren y el presidente del concejo, Daniel Gutiérrez, anticiparon que irán a la justicia para que se resuelva la situación si los vecinos no obtienen urgente solución.


Comentarios


Desborde de cloacas