Descifraron el mapa genético de la mosca de los frutos

El logro abre las puertas a progresos contra enfermedades humanas



La secuencia de 13.600 genes que conforman el genoma de la mosca de los frutos –el insecto alado tan conocido en la región por su incidencia negativa en la producción frutícola– fue completada y descrita por 200 científicos de EE.UU. y Europa, según informó la revista Science en su última edición. El ADN de la "drosophila melanogaster", tal su nombre científico, pese a su simpleza, comparte con los humanos muchos de los genes responsables del cáncer o del mal de Parkinson. De allí su enorme importancia.

El equipo de investigadores ha logrado identificar los cerca de 13.600 genes que tiene esta mosca, en lo que se considera un paso fundamental para conseguir el mapa completo del genoma humano.

Los biólogos consideran este logro como un hito porque en la mosca hay muchos genes prácticamente iguales a los humanos y ya se han identificado en ella 177 de los 289 genes asociados a enfermedades humanas.

Rápida y barata

Desde hace ya casi un siglo, los científicos han estudiado la mosca de los frutos, aprovechando lo rápidamente que se reproduce y lo barata que resulta de mantener en los laboratorios. Ultimamente han producido moscas con ojos en las patas, o con dos pares de alas, mutantes espectaculares que representan avances en el conocimiento de la base genética del desarrollo porque significa descubrir qué genes se encargan de hacer las diversas funciones en el organismo.

Una de las conclusiones obtenidas, según Gerald Rubin, que ha dirigido el proyecto desde la Universidad de California, en Berkeley, apunta a que la complejidad de los seres vivos no conlleva un aumento en su número de genes.

De hecho, la mosca de la fruta tiene sólo el doble de genes que la levadura, pero sus funciones son, en cambio, muchísimo más complejas. "La levadura es un simple, un sencillo hongo unicelular, pero la mosca sólo ha necesitado el doble de genes para convertirse en un animal que puede volar sin chocar contra los muros. Tiene tejidos, nervios, músculos, memoria y otro tipo de comportamientos complicados", ha explicado Rubin.

La mosca de los frutos tiene 13.600 genes, pero un ser humano supera los 100.000, según calculan los expertos en genética. La mosca de los frutos, que ha servido de base experimental para numerosas investigaciones en los últimos 90 años, tiene un ADN formado por 160 millones de pares de bases, mientras que la espiral del ADN humano está formada por más de 3.000 millones de pares de bases (nucleótidos).

El ADN (ácido desoxirribonucleico) es una compleja trama de sustancias químicas que, ordenadas de modo especial en cada persona, diferencian a un ser vivo de otro en una especie de "huella genética" que determina desde el color de los ojos a la propensión a sufrir unas enfermedades u otras. Primero se logró secuenciar el ADN completo de la bacteria E.Coli, después la de la levadura, que duplicaba su complejidad genética.

Tras el gusano C.elegans, un animal primitivo pero que ya posee sistema nervioso y sexual, los científicos han logrado descifrar los genes que integran un animal tan complejo como la mosca. El siguiente paso puede ser un ratón o, directamente, el ser humano. (EFE)

Decisivo aporte del "zar" Craig Venter

En 1998, el estadounidense Craig Venter, el nuevo zar de la genética, que acababa de fundar la empresa Celera Genetics, le hizo al director del Proyecto Drosophila, Gerald Rubin, de la Universidad de California en Berkeley, una oferta "difícil de rechazar". Consistía en utilizar la gran capacidad informática de que disponía y su método rápido de secuenciar para completar, en menos de un año, la secuencia de la drosófila. Además, Celera se hacía cargo del coste total de este último tramo del proyecto, cuyo proceso informático duró sólo 11 días.

El fruto de esta colaboración se publicó oficialmente ayer en la revista Science. (© El País)


Comentarios


Descifraron el mapa genético de la mosca de los frutos