Desconocidos se llevaron un portón del cementerio de Allen

#

El último de los hechos fue la sustracción del portón, aunque los robos son frecuentes.(Foto: Diego von Sprecher )

ALLEN (AA).- En el cementerio de Allen no hay paz. Los delincuentes siguen generando destrozos y robando hasta los elementos más insólitos. Ayer sustrajeron una de las hojas de un portón de grandes dimensiones. Hace poco menos de una década el botín más preciado en el cementerio local eran las placas mortuorias de bronce. A diario los malvivientes destruían nichos y panteones con tal de apoderarse del preciado metal. Pese al dolor que esa situación causaba entre los familiares de los difuntos, todo siguió igual. Pero en el camposanto de Allen el bronce ya dejó de existir hace varios años. Y quienes siguen ahí, como si fuesen los dueños de un lugar que debería ser siempre respetado, son los delincuentes. Por la noche ellos mandan en el cementerio. La policía, ausente. En varias oportunidades entraron al robar al sector de depósito y a los sanitarios, incendiando luego las instalaciones. En ese mismo lugar, de a poco y con paciencia de artesano, los ladrones están robándose todo el enrejado. Noche tras noche van picando las paredes en donde están amuradas las rejas para finalmente llevárselas. Y el objetivo lo están cumpliendo porque ya han sustraído numerosos marcos de aberturas y rejas. El domingo por la noche los ladrones volvieron actuar en el cementerio, ubicado en la zona norte de la ciudad. Esta vez se llevaron la hoja de un portón de metal que está ubicado en uno de los laterales del predio. Algo similar había sucedido hace pocos meses con otro de los portones, aunque en aquella oportunidad lo sustrajeron completo y el municipio debió tapiar ese punto de acceso.


Comentarios


Desconocidos se llevaron un portón del cementerio de Allen