Descubren en Alemania al ex SS Friedrich Engel

El apodado "Verdugo de Génova" es el mayor criminal nazi aún vivo

Lo más visto



El criminal nazi Friedrich Engel, ex jefe de las SS en Génova (Italia) durante la II Guerra Mundial y responsable de la matanza de 246 inocentes, vive tranquilamente en Hamburgo, según descubrió un equipo de televisión alemán.

Al conocer la noticia, en Italia se comenzó a hablar de un nuevo “caso Priebke”, el oficial nazi que participó en 1944 en la masacre de las Fosas Ardeatinas, en las afueras de Roma, y que fue localizado en Argentina en 1995 por una troupe televisiva.

Erick Priebke fue extraditado a Italia después de una dura batalla legal con las autoridades argentinas y alemanas y en 1998 un tribunal militar de apelación le condenó a cadena perpetua, transformada después en arresto domiciliario.

También en el caso de Engel —y aunque la ley alemana prohíbe la extradición de un propio ciudadano— Italia pidió el año pasado la extradición del ex SS, sobre la base de la sentencia con la que Engel fue condenado a cadena perpetua en este país.

Eso significa que Engel no puede ser extraditado pero, con la medida solicitada por Roma, el ex nazi sería arrestado y mandado a Italia en caso de que saliese de Alemania, según explicaron fuentes del ministerio italiano de Justicia.

El jueves, un equipo de televisión del programa “Kontraste”, de la primera red TV alemana ARD, reveló el descubrimiento del ex jefe de la policía nazi de Génova, conocido en Italia como el “ángel (engel significa ángel en alemán) de la muerte”.

Engel, que actualmente tiene 92 años, es quizás el mayor criminal nazi aún vivo pero desde 1945 vive tranquilamente en un barrio de Lockstedt, en Hambur-go, norte de Alemania.

Interrogado por la troupe televisiva, Engel se limitó a negar: “No, no es cierto. Yo soy el doc-tor Friedrich Engel”, dijo. Durante la guerra Engel usaba el nombre de Sigfried.

Pero el ex jefe de las SS y de la policía nazi de Génova entre 1944 y 1945, nacido el 3 de enero de 1909, tiene muchos nombres de bautismo: Friedrich Wilhelm Konrad Siegried Engel. En 1969, en Alemania, después de unas primeras investigaciones, la justicia no le atribuyó responsabilidad y el caso fue archivado.

En ese entonces, el SS había explicado que su tarea principal en Génova había sido “limitar la actividad de los partisanos” y se le había creído, pese a que —como subrayó Kontraste— “las matanzas perpetradas por Engel eran conocidas desde hacía decenios y existían documentos en los archivos alemanes y testigos en Italia”. (ANSA)

Neonazis alemanes desafían a judíos

BERILIN.- Unos 200 neonazis alemanes se manifestaron ayer en dos ciudades alemanas en claro desafío de la comunidad judía, cuyos líderes criticaron ayer la decisión de la Justicia germana de autorizar las marchas de los “ultras”.

Unos 150 neonazis secundaron una protesta de “solidaridad con Irak y Palestina” en Jena, en el este de Alemania. La concentración, que coincide con la fiesta “Pessah” judía, se saldó con seis detenidos, entre ellos dos neonazis que llevaban navajas, según confirmó la policía local.

Las fuerzas del orden señalaron que un grupo de contramanifestantes izquierdistas arrojó piedras, botellas y fruta podrida contra los neonazis, sin que se registraran heridos. La policía desplegó un fuerte dispositivo para separar a los dos bandos. Paralelamente se realizó también una protesta de vecinos de la ciudad universitaria, convocada por una treintena de asociaciones y partidos políticos locales contra la xenofobia.

Mientras, en Ennepetal, en el oeste de Alemania, se registró una segunda concentración neonazis, secundada por unos 60 ultraderechistas. Numerosos vecinos bajaron las persianas y colgaron banderas negras, en señal de protesta contra la marcha, autorizada esta semana por el Tribunal Constitucional después de que la policía local la prohibiera.

La decisión fue criticada por el presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Paul Spiegel, quien se preguntó si era “oportuno” permitir que los neonazis puedan acaparar la atención pública en estos días de fiesta. Spiegel afirmó ser consciente de que las manifestaciones forman parte del catálogo de derechos fundamentales garantizados por la Constitución, pero se mostró preocupado por la imagen que da Alemania. (DPA)

Un juez argentino pide la captura y extradición del ex dictador Stroessner

BUENOS AIRES.- Un juez argentino ordenó la captura con fines de extradición del ex dictador paraguayo Alfredo Stroessner y del general chileno Manuel Contreras Sepúlveda, en una causa donde también están acusados otros militares argentinos y uruguayos, informó ayer la prensa local.

La causa, por el secuestro y desaparición de una chilena y de un paraguayo en Argentina cuando el país era gobernado por una dictadura militar, es la primera que se sustancia en Buenos Aires para desentrañar el sistema de represión ilegal que se conoció como “Plan u Operación Cóndor”.

El “Plan Cóndor” fue un sistema represivo coordinado entre los regímenes militares que gobernaron el cono sur americano hace unas dos décadas para el intercambio de prisioneros y también para la persecución y eliminación de sus opositores políticos, aún fuera de las fronteras nacionales.

“El Plan Cóndor resultó ser una vasta organización criminal que actuó en el Cono Sur (americano)”, destaca el juez federal Rodolfo Canicoba Corral en sus órdenes de captura con fines de extradición de Stroessner y de Contreras, según precisa un diario porteño.

El magistrado sostiene que ese plan de represión de las dictaduras de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay tenía por objetivo “el secuestro de personas, su desaparición, muerte o tormento, sin importar los límites territoriales o nacionalidades de las víctimas”.

En esa causa también han sido acusados el ex dictador chileno Augusto Pinochet, su compatriota Pedro Espinoza, los oficiales uruguayos Julio Vapora, Guillermo Ramírez, José Gavazzo, Manuel Cordero, Jorge Silveira y Hugo Campos y los paraguayos Francisco Brites y Néstor Melcíades.

Otros incriminados son los argentinos Jorge Videla, ex presidente de facto, y Suárez Mason, por el secuestro, cambio de identidad y apropiación ilegal de hijos de detenidos-desaparecidos.

El juez Canicoba Corral investiga la detención ilegal y desaparición en Argentina de la chilena Cristina Carreño Ayala, de los paraguayos Federico Tatter y María Esther Ballestrino y de Simón Riquelo, hijo de una uruguaya que fue secuestrado en Buenos Aires a los dos meses de edad. (EFE)


Comentarios


Descubren en Alemania al ex SS Friedrich Engel