Descubren pescadores furtivos en el Nahuel Huapi

No pudieron atraparlos, pero hallaron redes, remos y un bote artesanal. Tenían atrapados 37 peces, que murieron antes de que pudieran ser liberados.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El providencial llamado a la policía de un sereno que sospechó que estaban por asaltarlo permitió desbaratar a una banda de pescadores furtivos que había desplegado sus redes en la orilla sur del lago Nahuel Huapi para sacrificar una importante cantidad de truchas de variado tamaño.

Los furtivos contaban con un bote de remos para realizar la faena y habían logrado fijar un trasmallo de 50 metros de largo junto a la tubería de desagote de la planta depuradora de líquidos cloacales.

En la orilla quedaron restos de la matanza de salmónidos, probablemente cosechados en una primera arriada, pero al escapar abandonaron el bote y las redes donde había otros 37 peces que murieron antes de ser liberados.

El inspector de la dirección de fiscalización y control de Recursos Naturales, Mario Inostroza, secuestró los elementos utilizados y destinó el pescado al comedor infantil del “Grupo Encuentro”.

A las 2 de ayer la guardia de la comisaría Segunda fue advertida por el sereno de uno de los establecimientos ubicados entre la ruta 237 y el lago, a unos 5 kilómetros hacia el este de la ciudad, sobre la presencia sospechosa de varios individuos en la costa.

La llegada de una patrulla puso en fuga a los sospechosos, que estaban reunidos entre el predio de la planta depuradora y la estación del Inta, pero los policías todavía no sabían qué estaban haciendo en ese lugar.

Decidieron secuestrar los remos del bote que había quedado junto a la orilla y esperar a que sus dueños regresaran, aunque tampoco esa vez pudieron atraparlos.

Al amanecer llegó al lugar el inspector Inostroza, quien al observar la presencia del trasmallo se introdujo en el lago y lo retiró.

En el afán de devolver al lago las piezas capturadas se clavó un anzuelo en la mano izquierda, pero las 37 truchas que había en las redes ya estaban muertas.

Con la colaboración de guardaparques del Varadero del PNNH retiraron también un bote de 4 metros de eslora, fabricado artesanalmente con machimbre de pino y acondicionado para la pesca con redes.

Inostroza opinó que la antigüedad del bote y sus especiales características evidenciaban que era utilizado en forma corriente para la pesca furtiva, pero reconoció que nunca había visto que tendieran redes en el lago Nahuel Huapi.

Poco común

“Es una práctica bastante frecuente en los ríos del Alto Valle y del norte, pero estas redes no se venden en la región”, aseguró. Presume que el bote ha sido construido por un artesano chileno, y que sus propietarios viven en un barrio carenciado cercano al Inta.

El arte de la pesca con trasmallo se realiza desplegando redes superpuestas que impiden el paso de los peces y los atrapan. Está absolutamente prohibido en los espejos y cursos de agua de la región -sólo habilitados para la pesca deportiva y no siempre con sacrificio- porque no se discrimina el tamaño de los peces capturados. Además, estos furtivos agregaron anzuelos de gran tamaño a las redes, uno de los cuales se clavó en la mano de Inostroza.


Comentarios


Descubren pescadores furtivos en el Nahuel Huapi