Logo Rio Negro

Descubrieron un plesiosaurio en la Antártida

Vivió hace 70 millones de años. La reconstrucción completa de los fósiles fue presentada en simultáneo en EE.UU. y Buenos Aires.





La reconstrucción completa de un plesiosaurio juvenil fósil, que habría muerto por una erupción volcánica en la Antártida hace 70 millones de años, fue presentada simultáneamente ayer en Washington y Buenos Aires. Los restos fósiles fueron encontrados durante una expedición realizada el año pasado por un grupo de investigadores argentinos y norteamericanos que en medio de vientos huracanados y bajas temperaturas extremas dieron con el esqueleto del plesiosaurio más completo y mejor articulado hallado en la Antártida. El reptil marino fue reconstruido en forma completa en EE.UU y presentado ayer en Washington mientras en Buenos Aires se exhibió una de las extremidades de otro plesiosaurio similar ya que durante las recientes excavaciones se encontraron numerosos restos fósiles de la misma especie.

Se trata de una de las especies más difundidas en los mares cretácicos y jurásicos. En la región se han encontrado abundantes piezas fósiles de estos bichos de los cuales hay ejemplares excepcionales en el Valle Medio rionegrino y la zona de Pampa Tril, en la provincia de Neuquén. En el museo Olsacher de Zapala, por caso, hay fabulosas piezas rescatadas por científicos de La Plata y de la región.

En cuanto al plesiosaurio de la Antártida, los investigadores descubrieron sus restos reptiles en aguas de lo que hace 70 millones de años atrás fue el Océano Antártico, un período en el cual los continentes y los océanos eran cálidos. Este ejemplar tenía cuello largo, un metro y medio de largo y se habría desplazado con un movimiento parecido a los pingüinos. Los restos del reptil reconstruido totalmente fueron descubiertos por los investigadores en el cabo Lamb, al sudoeste de la isla Vega cerca del extremo norte de la Península Antártica.

El reptil fue hallado durante una expedición que sufrió dificultades debido al clima adverso que reina en la región, intensos fríos, aguas congeladas, fuertes vientos y temporales. Y finalmente fue cargado en un helicóptero Bell 212 de la Fuerza Aérea Argentina apostado en Marambio para dar apoyo a los grupos científicos del Programa Antártico Argentino.

El ejemplar fue trasladado en ese momento al Museo norteamericano de Dakota del Sur donde fue reconstruido y permanece para su conservación y estudio, mientras en el museo de La Plata permanecen otros restos pertenecientes a las mismas expediciones.

El grupo de investigadores está formado por los norteamericanos James Martin, Judo Case y los argentinos Marcelo Reguero, del Museo de La Plata, Sergio Marenssi, del Instituto Antártico Argentino y del Conicet, y Sergio Santillana del Instituto Antártico Argentino.

La expedición fue financiada por la Fundación Nacional de Ciencias, de Estados Unidos, y el

Instituto Antártico Argentino a través de la Dirección Nacional del Antártico, y contó con el apoyo logístico de la Base Marambio. La presentación porteña de la reconstrucción completa de este plesiosaurio joven, recientemente concluida, se realizó en la Dirección Nacional del Antártico. Pariticiparon el director nacional de ese organismo, Mariano Memolli, uno de los expedicionarios, Marcelo Reguero, y el coordinador científico del Instituto Antártico Argentino, Sergio Santillana. (Télam)


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Descubrieron un plesiosaurio en la Antártida