Desde 1999, el EPEN recauda cada vez menos

El Ente estatal tiene acreencias por 20 millones de pesos. El mayor deudor es el Estado neuquino, con 12 millones. Lo siguen Copelco con 4,3 y, mucho más lejos, CALF, con 700.000 pesos. Según los trabajadores no existe voluntad de cobrar. Para el titular del organismo, Ricardo Corradi, la situación actual es producto de los malos negocios de la administración anterior. El ex vicegobernador aseguró que a partir de este mes el organismo comenzará a recuperarse.



NEUQUEN (AN).- Los ingresos en concepto del pago de energía en el Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN) registran una tendencia a la baja desde enero de 1999 hasta mayo de este año que preocupa a los trabajadores del sector que temen por el futuro de la empresa.

Sin embargo el titular del EPEN, Ricardo Corradi, advirtió que es el resultado de malos negocios que se hicieron durante la gestión anterior y que la tendencia negativa ya comenzó a revertirse. “Los trabajadores verán este mes cómo comenzamos a recuperar el nivel de ingreso”, afirmó.

Mientras que decaen los ingresos, el ente estatal tiene acreencias por más de 20 millones de pesos.

La nómina oficial de grandes deudores la encabeza el Estado provincial con 12 millones de pesos; le siguen Copelco con 4,3 millones y el EPAS con una deuda de entre 3,9 y 4 millones de pesos. Mucho más lejos en la nómina figuran CALF que debe 700.000 pesos, Cerámica Zanon, 200.000, Laher Mercantil 100.000, Iquipa 18.544 y Minera Andacollo Gol que debe 73.000 pesos.

La onda de recaudación del EPEN tiene picos pronunciados que según los trabajadores responde a los inicios de semestre, regreso de vacaciones tanto de verano como de invierno, época en la que los usuarios regularizan la deuda de meses atrasados. Por ejemplo, según un cuadro elaborado por la dirección de Finanzas del EPEN en marzo de 1999 la recaudación trepó a más de 6,5 millones. Marzo de este año es también el pico más alto, pero trepó sólo hasta poco más de 4.5 millones.

“Se sigue operando en la oscuridad”

La tendencia a obtener cada vez menos ingresos es, según los trabajadores del EPEN, Rubén Gómez y Marcelo Severini, porque existe una “voluntad de no cobrar” como parte de la política de “vaciamiento económico del EPEN”. Afirman que paralelamente se sigue operando “en la oscuridad” lo que lo demuestra un contrato que hizo el ministro de Hacienda, Obras y Servicios Públicos con el ex secretario de Energía del gobierno de Carlos Menem, Carlos Bastos, para realizar entre otros estudios el del análisis de la viabilidad técnica económica de los servicios de distribución que se transferirán a los municipios. Este contrato no estaba ayer en conocimiento ni del subsecretario de Energía, Ricardo Rodríguez Alvarez, ni del titular del EPEN, Ricardo Corradi.

Respecto de la caída de los ingresos, Corradi dijo que es una tendencia que se generó a partir de los malos negocios que hicieron los responsables del EPEN en la gestión anterior. Dio como ejemplo que “perdimos Puesto Hernández” porque no se supo negociar el precio de la energía con la empresa que explota ese yacimiento. Aseguró que la tendencia ya ha comenzado a revertirse y puso como argumento que “ganamos la prestación del servicio en el Plan Mega porque fuimos con mejores precios”.

Pero no todo tiene que ver con cuestiones relacionadas con la oferta y la demanda sino que existen aspectos organizativos del EPEN que deben mejorarse. Por ejemplo desde hace ocho meses las localidades de El Cholar y El Huecú no reciben las facturas y en consecuencias los usuarios de esas localidades no pagan la energía.

Respecto de lo grandes deudores, aseguró que “estamos tratando de cobrarles”. Dijo que la negociación más difícil será con Copelco, “porque no puede pagar”. Pero advirtió que ya están en negociaciones con CALF y que con el gobierno se hará un canje de deuda por obras.

El EPEN cobra sus facturas con dos meses de atraso. Por tal motivo se ideó un “plan compulsivo de pago” dijo Corradi. Este mes los usuarios pagaron el consumo de marzo. “Decidimos que abril y mayo se pusieran en un plan de pago de 10 cuotas y la primera irá con la factura de julio”, informó. De esta manera, afirmó, “vamos a ponernos al día con los consumos”.

Revelan la contratación de un ex funcionario

NEUQUEN (AN).- Los trabajadores del EPEN informaron de la existencia de un contrato entre el ministro de Hacienda, Obras y Servicios Públicos, Alfredo Pujante, y el ex secretario de Energía de la Nación, Carlos Bastos, para que este último junto con un equipo de colaboradores analice entre otras cosas la viabilidad técnica y económica de los servicios de distribución que se transferirán a los municipios. El contrato de Bastos es del 28 de abril último. Sin embargo, ni el subsecretario de Energía, Ricardo Rodríguez Alvarez ni el responsable del EPEN Ricardo Corradi estaban al tanto del mismo.

Rubén Gómez, Marcelo Severini y Alicia Carrasco del EPEN y el dirigente de ATE, Raúl Dobrusín entregaron ayer a este diario copia del contrato. Gómez dijo desconocer si el mismo se hizo a través de un concurso de precios o por contratación directa. De todos modos cuestionó la figura Bastos, quien tuvo activa participación en la privatización de empresas de energía. El estado se compromete a pagarle a Bastos y sus colaboradores 54.450 pesos más viáticos, comida y alojamiento. Gómez destacó que el “domicilio legal de Bastos es la dirección de un conocido hotel de la avenida Argentina”.

A cambio de ese monto Bastos realizará en 90 días el estudio sobre la reorganización del sector eléctrico de la provincia; el análisis del sistema de transporte regional, sugerencias de las modificaciones necesarias en su organización empresaria y en los aspectos operativos del mismo; el estudios de las tarifas de peaje a usuarios, proponiendo la modificación de las mismas y el análisis de la viabilidad técnica económica de los servicios de distribución que se transferirán a los municipios.


Comentarios


Desde 1999, el EPEN recauda cada vez menos