Desde China, Frigerio le metió más presión al Senado por Ganancias

El proyecto llega el martes a comisión. El Ejecutivo busca que la Cámara no reúna los dos tercios para tratarlo esta semana y así ganar tiempo para negociar.



La primera semana del segundo año de gobierno de Mauricio Macri comienza complicada. El martes el Senado tratará en comisión la modificación del impuesto a las Ganancias y el oficialismo continúa presionando, a contrarreloj, a los gobernadores para reformar el proyecto de la oposición. El principal interlocutor del Ejecutivo con los mandatarios provinciales, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, no esperó a regresar de China, donde se encuentra para conseguir financiamiento, y llamó a los senadores a debatir con “responsabilidad”. Además, cuestionó al kirchnerismo al señalar que pretende “convertir al Congreso nuevamente en una escribanía”.

“Hoy, recién cumplido un año de gestión, nos endilgan la responsabilidad de todos los problemas que ellos generaron en los últimos 12 años. Pero resulta ahora que para ellos si estarían dadas las condiciones para cambiar el impuesto. Una muestra más de la incoherencia y la irresponsabilidad con que se manejan”, criticó el ministro y añadió: “Esperemos que en el Senado esta vez haya espacio para debatir con responsabilidad y tiempo algo tan importante y delicado como un cambio en el sistema impositivo”.

Para este martes, la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Alta convocó a gobernadores provinciales y funcionarios nacionales a exponer su posición. El oficialismo apuesta a que la oposición no reúna los dos tercios que necesita para tratar el proyecto inmediatamente al otro día y poder dilatarlo una semana más. Pretende negociar con los gobernadores el apoyo de los senadores que les responden para lograr reformar el proyecto acordado por la oposición, reduciendo el costo fiscal, y devolverlo a diputados.

“Apostamos también a que se pueda escuchar la voz de todos los gobernadores, que son los que tienen responsabilidad en el manejo de los recursos públicos”, destacó Frigerio, que regresa al país a última hora del lunes, respecto de la estrategia oficialista.

El gobierno presiona a los mandatarios con el agujero fiscal que, aseguran, produciría en las cajas provinciales. Como ganancias es un impuesto coparticipable, 50% del impacto fiscal caerá sobre las provincias.

“Estamos voto a voto. Nuestro último ‘poroteo’ nos da un escenario de paridad. Tenemos, seguro, a 14 gobernadores. ”, dijo ayer a este diario una fuente del Ejecutivo pendiente de las negociaciones. Río Negro, Neuquén, Santa Fe, San Juan, Chaco, Salta, Misiones, son algunos de los distritos que critican el proyecto. Hasta ayer aún no había confirmación, pero el gobierno intenta reunir, este lunes, a los ministros de Hacienda de las provincias para discutir el costo fiscal del proyecto opositor.

Para el oficialismo, la iniciativa es, básicamente, una “bomba”. “Cuando estamos para empezar a salir” de las complicaciones económicas “que pongan un bomba de este tipo para empezar con la inflación y otras cosas es un actitud detestable”, disparó ayer el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

“Lo que pasa es que si la oposición primero aprueba el Presupuesto, que es lo que el Gobierno calcula que tendrá en 2017 para gestionar, y atrás presenta un proyecto que altera lo que se va a recaudar, es una irresponsabilidad”, agregó.

Tampoco Frigerio fue blando con la oposición: “Como ocurrió con el kirchnerismo en el tratamiento de la reforma política, esta vez se juntaron con el Frente Renovador para impedir nuevamente el debate de un proyecto en el recinto. El peligro es que pretendan convertir al Congreso nuevamente en una escribanía, pero ahora trabajando para la oposición”, sostuvo el ministro.

Los gremios van al Congreso

a dar el debate

“Apostamos a que se escuche a todos los gobernadores, que son los que tienen responsabilidad en el manejo de los recursos públicos”.

Rogelio Frigerio,

ministro de Interior, ObrasPúblicas y Vivienda.

Datos

Carlos Acuña, uno de los conductores de la CGT, advirtió ayer que la central obrera asistirá el martes al Senado para respaldar el proyecto opositor sobre Ganancias, que cuenta con media sanción en Diputados.
“Vamos a ir al Senado a fijar posición, queremos que se apruebe”, dijo Acuña, y aclaró que “si hay alguna posibilidad de conversaciones y que se mejore, bienvenido”, aunque “por ahora, debería salir ese proyecto y que se haga un estudio más pormenorizado”. En declaraciones radiales, Acuña alertó además que un eventual veto a la ley “no va a caer bien en los trabajadores”.
Su compañero de conducción, Héctor Daer, también respaldó la iniciativa, y afirmó que el presidente Mauricio Macri “defraudó a la gente” con su promesa de campaña de eliminar Ganancias.
“Apostamos a que se escuche a todos los gobernadores, que son los que tienen responsabilidad en el manejo de los recursos públicos”.

Comentarios


Desde China, Frigerio le metió más presión al Senado por Ganancias