Rajoy asumió y debe negociar con un Congreso adverso



El conservador Mariano Rajoy juró ayer como presidente del Gobierno español, iniciando su segundo mandato consecutivo, esta vez en minoría y ante un Parlamento hostil, que pondrá a prueba su capacidad de diálogo.

Tras diez meses de bloqueo político en España, Rajoy acudió ayer al Palacio real de la Zarzuela para jurar el cargo.

Rajoy escribió en la red Twitter que asume el reto “con lealtad y responsabilidad”.

A diferencia de su primer gobierno, con mayoría absoluta, contará ahora sólo con el apoyo garantizado de los 137 diputados del Partido Popular (PP) en la Cámara Baja de 350 escaños.

El PSOE, la segunda fuerza en el Parlamento, que con su abstención permitió la investidura, advirtió que no garantizará la estabilidad de los conservadores.

Unidos Podemos también hará fuerte oposición y sólo Ciudadanos, que apoyó a Rajoy, prometió que se cumplan las promesas a cambio de apoyo a su investidura.


Comentarios


Rajoy asumió y debe negociar con un Congreso adverso