Desde este mes, la oblea de patente es obligatoria

La disposición de las autoridades municipales tiene por objeto facilitar los operativos de control de cumplimiento fiscal. Se calcula que unos 50.000 vehículos circulan diariamente por las calles de la capital neuquina.



NEUQUEN (AN).- A partir de este mes todos los coches radicados en la capital neuquina deben exhibir la oblea de pago de la patente automotor en el parabrisas. Esta disposición tiene la finalidad de facilitar los operativos de control de cumplimiento fiscal que realiza la municipalidad en la vía pública y sancionar a los evasores.

Se estima que alrededor de 50.000 vehículos circulan diariamente por las calles de la ciudad, muchos de ellos provenientes de Plottier, Centenario y Cipolletti.

Además de fiscalizar el pago del tributo, los inspectores verifican el grado de cumplimiento de la totalidad de los deberes formales del contribuyente estipulados en el remozado Código Tributario Municipal.

Por ejemplo, a nombre de quién está el automotor; si eventualmente el cambio de dominio fue denunciado al municipio; y la vigencia del domicilio fiscal.

Evidentemente, la segunda finalidad de esta disposición es sanear los padrones con relación a la tasa de rodados.

Más allá de todo, la colocación de la oblea en el parabrisas libera a los conductores de perder tiempo en los controles que comenzaron a implementarse el 29 de mayo de 2006.

La oblea tiene impresa el dominio del vehículo con un código debajo, de uso exclusivo de la municipalidad, y la fecha de emisión. Su exhibición es indicativa de que el contribuyente está al día con el tributo.

Los operativos sorpresivos se llevan a cabo en distintos sectores de la capital -incluso en los ingresos a Neuquén- a cargo de los agentes municipales, con la ayuda de inspectores de tránsito y de la policía provincial.

Para el caso de los vehículos no radicados en Neuquén, el decreto del intendente Horacio Quiroga -número 232 del 30 de marzo- habilita a la subsecretaría de Administración de Ingresos Públicos a establecer los medios para identificar los automotores que circulan habitualmente en la ciudad y que por lo tanto, no están alcanzados ni gravados por el Código Tributario Municipal.

A este sólo efecto, la cartera municipal tiene amplias facultades para dictar las instrucciones reglamentarias que estime necesarias.

La otra cara de esta medida -no explicitada en la norma legal- es detectar los conductores que viven en la capital y pagan la patente en otros municipios que cobran tasas baratas.

Esta acción, que comenzó ser implementada el año pasado, fue fructífera en materia recaudatoria al elevarse notoriamente los niveles de cumplimiento tributario.


Comentarios


Desde este mes, la oblea de patente es obligatoria