"Desde hace un tiempo les pegan a todos"

El testimonio de María, la madre de uno de los internos de la U 11.



NEUQUEN (AN).- Lo peor comenzó hace unos meses, cuando 'el engome' les toca por igual a todos los presos de la Unidad penal 11.

¿Qué es el engome? "A las doce de la noche entran los policías, hacen desnudar a todos, apagan las luces y les pegan hasta que el detenido no se puede mover. Antes, se las agarraban con algunos, desde hace un tiempo les pegan a todos", cuenta María, la mamá de uno de los internos.

"Tengo miedo, porque esto va cada vez peor, cada vez es más fuerte. A mi hijo le falta poco para salir pero tengo miedo que pueda pasar algo irreversible ¿Me entiende?", afirmó María, que no se llama así y que no da el nombre porque teme que eso sea peor para su hijo, de 23 años. El preso tenía 21años cuando ingresó al penal: "tiemblo cuando veo todo lo que le ha pasado". Es que en uno de los 'engomes' lo golpearon en la cabeza, en el tórax y en la planta de los pies.

Son las madres como María las más fieles y las que más sufren, incluso más que las esposas. Marisa, de 41 años, no puede creer que su hijo se esté "quedando pelado a los 21 años". La mujer, que si da su nombre verdadero, no puede aceptar que su hijo cargue con tanto odio y llora con él cada vez que va a visitarlo. Su hijo está preso desde los 18.

"Lo detuvieron por un robo con armas, le dieron nueve años; lo único que digo es que lo están matando de a poco y que él y todos se merecen una oportunidad. Qué me van a devolver cuando salga en libertad. Está lleno de odio hacia la Policía", cuenta Marisa. La comunicación telefónica se corta pero la mujer sigue del otro lado. Tras la pausa comenta que su hijo tuvo que ser operado de un testículo por la una paliza que le dieron en la comisaría donde estuvo detenido mientras se llevaba adelante el proceso. "De una patada le reventaron un testículo, estuvo orinando sangre durante meses, sin calmantes. Lo operaron de urgencia cuando una infección casi lo mata, yo me enteré cuando ya le habían dado el alta en el Castro Rendón", re

lató Marisa, quien se separó cuando su hijo era un niño.

"El se equivocó porque siguió malos consejos pero merece una oportunidad. Está encerrado y está pagando, pero en cualquier momento puede pasar algo terrible; hay muchas noches en las que no puedo dormir", agrega la mujer.

Su hijo tiene pocas visitas, no tiene novia y los amigos "lo olvidaron, nadie sabe lo que es estar adentro. Cuando lo operaron le sacaron los puntos recién un mes después, cuando tendría que haber sido a la semana".

"No sé cuáles pueden ser las consecuencias de lo que han hecho, mi hijo estuvo meses sin poder usar calzoncillos y orinando sangre. No le han hecho ningún estudio de los que fueron pedidos. Marisa recuerda que uno de sus peores días fue hace un mes. "Me llamó a escondidas un compañero que había ido a buscar a mi hijo para tomar mate, se encontró con la cama vacía y con todo lleno de sangre. Anduve todo el día y recién a la noche me enteré que lo había golpeado en la cabeza y el cuerpo, tenía varios cortes, me lo contó la enfermera que lo atendió en la guardia del hospital Castro Rendón. Agradecí que no lo hubieran matado, sólo yo sé lo que se sufre", describió.

"El ha intentando estar bien, hace trabajos de ingeniería y va a las clases de lo que haya, porque todo es muy esporádico. Yo ruego que a fin de año pueda empezar a salir, la última vez me dijo que tiene miedo de volverse loco. Yo también tengo miedo", agregó Marisa.

 

Proponen crear una comisión de derechos humanos

NEUQUEN (AN).- La brutal represión policial contra los internos de la U-11 que desnudó el fiscal Ricardo Mendaña, provocó un remezón en los despachos de la Legislatura neuquina. El presidente del bloque del PJ, Ariel Kogan, dijo ayer que solicitará la creación de una Comisión de Derechos Humanos para analizar las denuncias que presentó la Fiscalía, y el bloque del Frente ARI-Encuentro Neuquino (FAEN), salió a exigir la presencia en la Cámara del ministro de Seguridad, Luis Manganaro, para que explique el accionar policía.

El diputado de Recrear, Eduardo Mestre, y el menemista Horacio Rachid, coincidieron al advertir que el personal policial asignado a las cárceles neuquinas no está preparado para la atención de los internos. Por eso, reclamaron la urgente creación del servicio penitenciario provincial para solucionar un conflicto con varios años de historia.

"Si no tenemos un servicio penitenciario provincial estos problemas van a ser redundantes, porque los policías que están en las cárceles están formados para prevenir y reprimir el delito y no para reeducar", observó Mestre.

Los legisladores del MPN Constantino Mesplatere y Cristina Storioni, se mostraron sorprendidos por el contenido de las denuncias y repudiaron las torturas y el maltrato de los efectivos policiales, que trabajan en la U-11, contra los detenidos. "Es muy preocupante la situación", admitió Mesplatere. Aunque evaluó que en estos casos "hay que tener mucha prudencia ya que está investigando la justicia y hay que esperar que se expida". "Rechazo cualquier tipo de violencia y en cualquier lugar" sostuvo Storioni, quien aseguró que las torturas y el maltrato policial en la U-11 "no lo hemos analizado".

Kogan recalcó que "son hechos muy graves" y por eso se pronunció a favor de gestionar una audiencia con los funcionarios de la Fiscalía. Adelantó que impulsará la creación de una Comisión de Derechos Humanos "para que tome cartas en el asunto de las torturas contra los internos como en los apremios y amenazas contra los estudiantes".

Ayer, el bloque del FAEN, que integran Carlos Moraña, Raúl Radonich y Beatriz Kreitman, presentó un proyecto de resolución para exigir la presencia de Manganaro en la Legislatura para que aclare el desempeño policial en la cárcel más importante de la provincia y en los aprietes que denunciaron estudiantes secundarios de esta ciudad. Ese pedido tiene el aval anticipado de Mestre y del radical Marcelo Inaudi. "Me parece espantoso", comentó Inaudi sobre las denuncias.

Nota asociada: Allanaron la Unidad 11 y le pegaron a un preso mientras una fiscal realizaba una inspecció  

Nota asociada: Allanaron la Unidad 11 y le pegaron a un preso mientras una fiscal realizaba una inspecció  


Comentarios


"Desde hace un tiempo les pegan a todos"