Desde la región se multiplicaron los aportes solidarios 17-5-03

Ayer partió el tren solidario de Río Negro a Santa Fe, con lo recolectado en varias localidades de la región. Siete vagones con alimentos, ropa y medicamentos con las donaciones de Bariloche, la Línea Sur, San Antonio, la capital rionegrina y del partido bonaerense de Patagones partieron a las 13 de ayer desde la estación de Sefepa en Viedma hacia Bahía Blanca. En esta ciudad se unirá hoy pasado el mediodía con otra formación de Ferrosur con otros 10 vagones que en la tarde de ayer salió con las donaciones del Alto Valle y Valle Medio.

En Viedma se sumaron a la campaña solidaria instituciones como Cáritas, la fundación Patricia Gee, escuelas, clubes y medios de comunicación. Esta previsto que la ayuda de Río Negro llegue el martes a Santa Fe.

En Roca. Con resultado positivo concluyó ayer la campaña que los veteranos de guerra de la agrupación "2 de abril" encabezaron para hacer menos angustiante el despojo que el río Salado provocó a los vecinos de Santa Fe. El semirremolque completo de un camión fue cargado ayer al mediodía con la ropa, alimentos y artículos de limpieza que entregaron distintos vecinos roquenses. Cabe recordar que además de la agrupación "2 de abril", la campaña contó con la participación de diversas entidades y ONG"s de la ciudad.

En Bariloche. Don Boris Furman remitió un telegrama al gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, y le ofreció las instalaciones de su panadería ubicada en el barrio Santa Rosa de Lima, para que elabore pan sin cargo para los necesitados. Furman aseguró que la planta permite elaborar hasta 1.500 kilogramos de pan y sólo requiere los insumos, ya que todas las maquinarias están instaladas.

Furman, creador de la Fundación Sara María Furman que opera hace 25 años el teleférico cerro Otto, cuyas ganancias se donan a dos hospitales, inauguró la panadería en Santa Fe el 27 de setiembre de 1988, junto al intendente Martínez y el gobernador Reviglio. La panificadora elaboró durante años entre 1.000 y 1.500 kilogramos diarios de pan, los cuales se entregaban sin cargo a familias de bajos recursos.

En Jacobacci. Durante más de quince días que duró la campaña solidaria organizada por los Bomberos Voluntarios, iglesias evangélicas, católicas, distintas instituciones y vecinos en general acudieron masivamente a colaborar con ropa, comida, calzado, etc. para enviar a quienes sufren las consecuencias del desborde del río Salado.

El pasado jueves 63 bultos, conteniendo un gran cantidad de kilos de mercadería, fueron cargados en un vagón de Sefepa para ser trasladados hasta Santa Fe. (AV, AR, AB, AJ)


Comentarios


Desde la región se multiplicaron los aportes solidarios 17-5-03