Desde noviembre el gas neuquino llegará a Chile

El gasoducto abastecerá a la región del Bío Bío, de más de 1,5 millones de habitantes. Transportará cuatro millones de metros cúbicos por día. La inversión fue de 400 millones de dólares.



NEUQUEN .- Desde el martes 9 de noviembre, más de 1,5 millones de chilenos residentes en la populosa región del Bío Bío, con cabecera en Concepción, podrán comenzar a cocinar sus comidas y calentar sus viviendas con gas procedente del yacimiento neuquino de Loma de La Lata.

Ese día, los presidentes Carlos Menem de Argentina y Eduardo Frei de Chile, el gobernador Felipe Sapag y el intendente Martín Zilic inaugurarán el gasoducto del Pacífico, una cañería de 537 kilómetros de longitud que une el territorio provincial con el puerto de Talcahuano.

La ceremonia inaugural consistirá en discursos de los jefes de Estado y de Sapag y Zilic, cuyo cargo equivale al de un gobernador en el sistema institucional chileno, y además se proyectará en directo el inicio de las operaciones en territorio neuquino.

La obra demandó una inversión de 400 millones de dólares al consorcio constituido con la denominación de Gasoducto del Pacífico, liderado por la empresa canadiense Nova Gas International. Están asociadas también las chilenas Empresa Nacional de Petróleos, ENAP, y Gasco; la estadounidense El Paso Energy y Repsol-YPF, que opera el yacimiento gasífero cabecera del ducto.

Desde Loma de La Lata hasta el límite fronterizo hay unos 300 kilómetros de tendido que fueron contratados a la empresa Techint, que a finales de julio tenía concluida la labor.

A partir de Puesto Hernández, su trayecto está calcado prácticamente del oleoducto trasandino inaugurado en 1995. El ducto, de 24 pulgadas de diámetro, atraviesa la cordillera de los Andes por el paso Buta Mallín, a 1.950 metros de altura.

Hace poco más de un año se iniciaron los trabajos desde el punto de partida y meses después los equipos de Techint instalaron su base de operaciones en Andacollo para empalmar las cañerías.

Los cuarteles centrales de Nova están en Calgary, provincia de Alberta, Canadá. Posee el 30 por ciento del paquete accionario del gasoducto, gerenció el proyecto y será la operadora técnica desde noviembre. Repsol-YPF posee el diez por ciento del capital total.

Al principio operará con baja demanda -debido a las necesidades estacionales de consumo- y luego aumentará gradualmente el bombeo hasta llegar a su plenitud en marzo próximo, al comienzo del otoño.

La capacidad máxima de transporte es de cuatro millones de metros cúbicos diarios que servirán para abastecer la demanda residencial e industrial de la Octava Región -del Bío Bío- Desde la terminal del ducto se construirán 106 kilómetros de ramales de diez y 16 pulgadas para abastecer las localidades circundantes a la capital, Concepción.

El fluido también podrá utilizarse, en el mediano plazo, para desarrollar proyectos de centrales térmicas, dado que en el sur de Chile está agotada la posibilidad de expansión de la red de usinas hidroeléctricas y la demanda energética continúa en ascenso.

En agosto de 1997, Nova y sus socios inauguraron Gas Andes, el ducto más importante que atraviesa la cordillera y el primero en llegar a la capital chilena.


Comentarios


Desde noviembre el gas neuquino llegará a Chile