Designan al sucesor de Samaranch

Cuestionan al dirigente coreano, que ofrece dinero para que lo voten.



MOSCU (Télam).- Hoy se conocerá el nombre del reemplazante del español Juan Antonio Samaranch en el cargo de presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), quien pondrá fin a dos décadas al frente de ese organismo, y cinco son los candidatos a sucederlo.

La elección se llevará a cabo durante la realización de la última jornada de la Asamblea General del Comité Olímpico, a desarrollarse en el teatro Bolshoi, de Moscú.

En la misma ciudad (Moscú), donde asumió hace 21 años, durante la realización de los Juegos Olímpicos de 1980, que fueron boicoteados por todos los paises aliados a los Estados Unidos, Samaranch dejará de ser el máximo dirigente del olimpismo mundial.

El canadiense Roger Pound, el belga Jacque Roggie, el coreano Un Yong Kim -está cuestionado por hacer promesas de pagar dinero para que lo elijan-, la estadounidense Anita Defrantz y el húngaro Pal Schmidt, son los candidatos.

Las próximas horas serán decisivas para tener una idea más aproximada de cuál de los cinco dirigentes del olimpismo ocupará el lugar del veterano español, de 81 años.

La noticia confirmada en los últimos días de que el surcoreano Un Yong Kim realizó promesas a distintos miembros del COI para que le dieran su respaldo para ser elegido presidente del organismo, descartó al dirigente asiático.

Según trascendió, Kim había ofrecido 50.000 dólares a cada miembro del organismo como "gastos de representación" en caso de resultar elegido mañana sucesor de Samaranch.

El surcoreano de 70 años confirmó ayer en Moscú su propuesta en declaraciones al servicio online "FAZ.NET" del diario alemán "Frankfurter".

Sin embargo, dicho anuncio se convirtió en un bumerán. La noticia cruzó con la velocidad de un rayo la asamblea general del COI y desató una ola de críticas, que sólo pueden favorecer las posibilidades de Rogge.

"Si esto es verdad, se trata de un caso para la comisión de ética. Choca contra muchas reglas y contra su espíritu", dijo el suizo Marc Hodler, quien desató en diciembre de 1998 el escándalo de Salt Lake City con sus revelaciones.

El dirigente suizo definió la propuesta de Kim como un "soborno".

"No sé nada de esto, pero si se confirma sería una catástrofe para el COI", opinó el noruego Gerhard Heiberg.

El cuestionado dirigente no tuvo reparos en decir: "Para mí no es mucho dinero, pero hay miembros para los que sí", explicó Kim, quien apunta a darle a sus compañeros "prestigio, orgullo, status y trabajo. Y respaldo para su trabajo".

Kim cree que en el COI se gasta mucho dinero en "extravagancias", y llamó a ahorrar dinero.

Ni Rogge ni Pound quisieron hacer comentario alguno, pero los otros dos candidatos, el húngaro Pal Schmitt y la estadounidense Anita DeFrantz, coincidieron en negar la necesidad de la oferta: "Nuestros gastos son siempre devueltos".

La idea de Kim parece ser la reacción al hecho de que sus posibilidades bajaron bastante tras la elección de Pekín como sede de los Juegos de verano del 2008.


Comentarios


Designan al sucesor de Samaranch