Designaron a los nuevos jueces de instrucción en Bariloche

Gregor Joos y Miguel Gaimaro Pozzi ocuparán las vacantes en el 4 y 6



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Consejo de la Magistratura volvió a reunirse ayer y en breve sesión determinó que los fiscales Gregor Joos y Miguel Angel Gaimaro Pozzi serán los nuevos titulares de los juzgados de instrucción 4 y 6, vacantes desde la destitución de Fernando Bajos y la renuncia de Jorge Pafundi.

Las fiscalías vacantes serán ocupadas por Gerardo Balog, actual secretario de la Cámara Primera del Crimen, y Eduardo Fernández, que se desempeña como secretario del juzgado de instrucción 2.

Para la secretaría de la Cámara Primera el Consejo promovió a Martín Lozada, también secretario del juzgado de instrucción 2, y las dos secretarías vacantes serán ocupadas por María Bartolomé y Francisco Posse, que ingresan así en la carrera del sistema judicial rionegrino.

A mediados de 1998 fue destituido el juez Fernando Bajos en un criticado juicio político realizado en Roca.

La decisión del Consejo de la Magistratura fue resistida por Bajos y apelada ante la Suprema Corte y esa circunstancia hizo que suspendieran el anterior llamado a concurso, pero en esta ocasión las autoridades siguieron adelante.

Sin embargo, si el fallo que destituyó a Bajos llega a ser revocado el ex magistrado cobraría los salarios caídos y habría dos jueces para el mismo cargo.

En setiembre del año pasado un infarto de miocardio alejó de los tribunales al juez Jorge Pafundi, quien nunca se reintegró y renunció hace pocas semanas. Esos juzgados debieron ser subrogados por los magistrados correccionales, que vieron seriamente recargadas sus tareas.

El barilochense Gregor Joos tiene 36 años, es divorciado y sin hijos y se recibió de abogado a los 22 años.

Después de ejercer la profesión en Buenos Aires durante cuatro años ingresó al poder judicial como secretario de un juzgado de instrucción, pasó a serlo de la Cámara del Trabajo y accedió en 1993 a la fiscalía 4. Ocupará el juzgado que dejó vacante Fernando Bajos.

Miguel Angel Gaimaro Pozzi tiene 43 años y una carrera judicial que comenzó cuando tenía 17, en un juzgado de la Capital Federal y como meritorio. Después fue empleado rentado, llegó a ser jefe de despacho, y secretario de juzgado en Comodoro Rivadavia y en Bariloche, siempre en el fuero Penal. Es casado, tiene dos hijos y está a cargo de la fiscalía 1 desde 1988. Ahora será titular del juzgado 6, vacante desde la renuncia de Pafundi.

La fiscalía 1 será ocupada por Gerardo Balog, un bonaerense casado, con cuatro hijos, que se desempeñó como secretario en un juzgado penal y en el federal de Zapala y hace cuatro años que está a cargo de la secretaría de la Cámara Primera.


Comentarios


Designaron a los nuevos jueces de instrucción en Bariloche