Desmienten mala relación con El Vaticano

Lo aclaró el ministro de Justicia.

#

"Con El Vaticano no se tiene por qué estar mal nunca", aclaró Aníbal Fernández al salir a defender la postulación de Iribarne.

BUENOS AIRES (DyN) - El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, volvió a defender la elección de su antecesor, Alberto Iribarne, como embajador argentino ante la Santa Sede, al calificarlo como "un hombre intachable", aunque negó una mala relación con El Vaticano por la posible negativa a aprobar su designación.

"Con El Vaticano no se está mal nunca, no se tiene por qué estar mal nunca. Es una situación muy particular y muy circunstancial donde hemos presentado un hombre intachable que merece todo el respeto", señaló Fernández.

No obstante, advirtió que "es muy difícil que la Argentina, también en este caso, no tenga derecho a decir quiénes son los hombres que la representen".

Según las versiones periodísticas, El Vaticano no aprobaría la designación del ex ministro porque está divorciado y convive con otra mujer.

Al respecto, Fernández manifestó a radio Mitre que "para buscar quien represente a la Argentina se buscó un señor que estuviera a la altura de las circunstancias" y acotó que la situación personal de Iribarne "no lo hace mal cristiano, por el contrario, creo que en su accionar diario demuestra la calidad de persona que es".

Cuando se le consultó si el Gobierno desistiría de aportar otro candidato si es rechazada la postulación de Iribarne, contestó que "hay que manejarse con cuidado, no soy yo quien esta trabajando en este tema, que es delicado".

"No lo sé, ese es un tema que lo tiene que definir el canciller (Jorge Taiana) con la señora presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), indicó.

El funcionario dijo no conocer "si sucedió o no sucedió que haya habido una negación o cosa por el estilo" en El Vaticano por la designación del ex ministro.

En ese sentido, agregó: "pero yo tengo un concepto, soy un cristiano muy creyente -no soy un hombre de misa dominical pero nada por el estilo, pero muy creyente-, y Cristo vino a este mundo a unir, no vino a condenar".

"Yo sigo estando de la mano de la Iglesia cristiana, no de la Iglesia de los hombres", enfatizó, mientras sostuvo que "a mí no me da pensar que aquellos dos, que los conozco muy bien y que son intachables los dos, tengan que ser condenados porque circunstancialmente no les ha ido bien". Agregó que la ex mujer de Iribarne "es una señora absolutamente respetable" y consideró injusto que ambos "no tengan el mismo derecho que los otros" por haberse divorciado.

En este contexto, trascendió que el canciller, Jorge Taiana, redactó un informe con los nombres de diplomáticos de otros países ante la Santa Sede que están separados o han optado por el divorcio en algún momento de su vida, con el fin de demostrar que la designación de Iribarne no supone una excepción.


Comentarios


Desmienten mala relación con El Vaticano