Desmienten permiso para el megacomplejo

NEUQUÉN (AN).- El subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso, afirmó ayer que el grupo de supuestos empresarios que quieren realizar un emprendimiento turístico en la costa del lago Ramos Mexía, al que querían denominar “Picún Beach”, “no tienen permiso alguno” para llevarlo adelante. Ayer el organismo envió una inspección al lago de la presa El Chocón, al punto exacto en el que según los inversores ya se están realizando algunas obras y se plantaron palmeras sobre las tierras del semidesierto patagónico que rodea al espejo de agua. El lugar se encuentra a 130 kilómetros de la capital neuquina, y en un programa televisivo dedicado al turismo, se lo describe como los cimientos de lo que en un futuro será la “Miami Patagónica”. Jorge Minassian es el supuesto empresario que se adjudica la licencia para explotar las tierras, aunque reconoce no haber pagado por ellas. El caso, que raya entre lo estrafalario y lo escandaloso, ayer mereció una nueva desmentida del gobierno provincial. Ferraresso dijo que de acuerdo a lo que pueda constatarse en la inspección, “se va a dictaminar la suspensión total de las obras”. “En el expediente original hay un permiso de ocupación para producir pasto. Después ese proyecto no rendía y las hectáreas no eran suficientes para que sea económicamente rentable, y hay un pedido de transferencia de una empresa hacia otra, que no está aprobado por Tierras, y está decretada la caducidad, por eso no hay ningún permiso para ningún tipo de desarrollo”, enfatizó el subsecretario, ayer ante una consulta de “Río Negro”. Y agregó que cualquier proyecto inmobiliario deberá ajustarse a la nueva normativa en vigencia respecto a las tierras fiscales productivas y las reservadas para emprendimientos turísticos.


Comentarios


Desmienten permiso para el megacomplejo