“Desmitificar la relación”



Lo que para la instrucción se transformó en una prueba clave fue el hallazgo de un depósito bancario realizado desde Casinos Río Negro -la empresa de Ferrari- a la cuenta personal de Miguel Irigoyen -el funcionario al frente de Lotería- por un monto de 10.080 pesos.

Ferrari buscó justificarlo diciendo que se debió a la cancelación de una deuda que contrajo luego de que le pidiera 10 mil pesos a Irigoyen para la reposición de un fondo de juego. “Si pensara en hacer algo mal no le hubiera hecho un depósito sino que se lo hubiera entregado personalmente”, reconoció.

Aunque admitió que solían recurrir a prestamistas para determinadas necesidades, en ese caso fue “una forma de acercarme un poco más a Irigoyen, desmitificar la relación entre el funcionario y el empresario. Lo llamé desde Buenos Aires y le dije que no podía mandar el dinero en tiempo y forma a San Antonio y que me prestara 10 mil pesos, que en dos o tres días se lo devolvía”.


Comentarios


"Desmitificar la relación"