Desocupados de la UOCRA marcharon por trabajo

Unos 1.500 trabajadores fueron hasta la Casa de Gobierno de Neuquén. Pidieron reactivación.

NEUQUEN (AN).- Los obreros de la construcción se movilizaron ayer hasta la Casa de Gobierno para exigirle al gobierno provincial que destine los 38 millones de pesos correspondientes al Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) para reactivar la obra pública que está estancada desde hace varios meses.

La marcha arrancó a las 11 y representó el bautismo de fuego de la conducción que encabeza Julio Ojeda designado por la UOCRA nacional para normalizar la seccional neuquina, tras el descalabro institucional que provocó la renuncia de Julio Ruiz ocurrida en febrero pasado.

Sobre el asfalto y frente a unos 1.500 desocupados Ojeda aseguró que los beneficiarios que perciben los subsidios de 150 pesos mensuales están dispuestos a contraprestar a cambio de la ayuda social.

Como contrapartida, exigió a las autoridades provinciales que asignen los fondos del Fonavi a la ejecución de la postergada obra pública para descomprimir la crítica situación que enfrenta el sector de la construcción.

Sostuvo que el gobierno provincial no tiene un plan de trabajo para los 4.000 desocupados del gremio que están incluidos en los planes de emergencia laboral.

La afirmación apuntó directamente contra el jefe de Gabinete neuquino, José Brillo, que había anunciado días atrás la intención del gobierno de exigirle una contraprestación a cambio de los 150 pesos que reciben los desocupados de la Uocra neuquina.

Pero Ojeda subió la apuesta y para meter presión afirmó que tienen dos proyectos para presentarle al gobierno provincial con el propósito de cambiar el sentido de los planes asistenciales.

Dijo que una de las iniciativas incorpora a las empresas de la construcción.

El plan, explicó, contempla ocho horas de trabajo de las cuales cuatro son responsabilidad del Estado, que aporta los 150 pesos correspondientes a la ayuda social, mientras que los privados se hacen cargo de las cuatro restantes.

Señaló que la otra alternativa es trabajar en la construcción de viviendas a cambio de los 150 pesos del subsidio porque "queremos devolverlos transformados en obras". Y adelantó que las propuestas serán analizadas la próxima semana junto a los integrantes del gabinete del gobernador Jorge Sobisch.

El objetivo, agregó, es no perder los subsidios que sirven de contención a 4.000 desocupados de un sector que en la provincia afecta a unos 8.000 trabajadores, según los datos que maneja el gremio.


Comentarios


Desocupados de la UOCRA marcharon por trabajo