Desocupados entraron a piedrazos a Desarrollo Social

La policía actuó para disuadir y dispersar a los manifestantes.



#

La de ayer fue la segunda intervención policíal en un conflicto social en la actual gestión.

NEUQUÉN (AN).- La policía provincial efectuó disparos disuasorios ayer para dispersar a un grupo de piqueteros que ingresó al predio del ministerio de Desarollo Social arrojando piedras contra el edificio.

La versión oficial indica que fueron unas 20 personas, y que entraron cuando iba a tener lugar una negociación por un pedido de planes sociales del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD).

Esta agrupación sostuvo que los agresores, que fueron reconocidos por la policía, "eran infiltrados".

No hubo heridos, pero sí vidrios rotos en la sede ministerial y en locales comerciales y vehículos particulares que recibieron las pedradas que arrojó el grupo cuando se replegó.

Ante este cuadro, la policía decidió enviar más efectivos policiales, al margen de los que habitualmente controlan el edifico, algunos de ellos parte de los grupos especiales, y efectuó disparos con balas de goma, que replegaron a los manifestantes hacia la calle Anaya y su intersección con Luis Beltrán, a unos 400 metros de la cartera conducida por César Pérez.

Ayer por la mañana el MTD había decidido realizar cortes sobre la ruta para conseguir el pago de subsidios por capacitación que cobraron durante el primer tramo del año.

Alejandro Gay, referente de la agrupación, señaló que "los que tiraron piedras fueron infiltrados" a los que no reconoció como parte del grupo que ayer fue a reclamar la normalización de los pagos.

Otras personas que ayer habían ido al a realizar pedidos similares, pero no como parte de esta organización política y social, dijeron que los jóvenes que agredieron el edificio habían permanecido toda la mañana junto a los del MTD.

Poco después de los incidentes Pérez ingresó al ministerio junto al subsecretario de Asistencia Social Álex Tarifeño para negociar con los referentes de la agrupación, uno de ellos Sergio Aguirre, y lograr poner paños fríos a la situación.

El ministerio informó que la provincia volverá a pagar los planes sociales para unos 230 beneficiarios. Se trata de un subsidio a la capacitación, por el cual perciben 300 pesos mensuales. Pasarán a ser parte de una bolsa de trabajo, para tender a la inserción laboral de quienes protagonizaron el pedido.

La de ayer fue la segunda intervención de la policía en un conflicto social durante el gobierno de Jorge Sapag.

La otra había tenido lugar en el barrio Confluencia, cuando un grupo de personas tomó tierras fiscales destinadas a espacio recreativo, aunque allí fue mucho más dura ya que dejó heridos por bala de goma.


Comentarios


Desocupados entraron a piedrazos a Desarrollo Social