Despedidas con antorchas en San Martín y Chos Malal

El intendente Carro decretó duelo en el municipio. Nutrida marcha en el norte.





SAN MARTIN – JUNIN DE LOS ANDES y CHOS MALAL (ASM/ACHM).- El fallecimiento del docente Carlos Fuentealba, multiplicó indignación entre diversos sectores sociales en la región cordillerana. La comuna sanmartinense dispuso ayer tres días de duelo y reflexión. En Junín, en la noche del jueves, maestros y estatales marcharon con velas encendidas, que luego dejaron frente a la comisaría.

Anoche, e l cierre de este despacho, agrupaciones sociales, partidos políticos y vecinos preveían reunirse en el Deliberante, para reflexionar sobre los trágicos sucesos y fijar postura. Entre algunas de las versiones previas, cobraba cuerpo la de pedir el juicio político al gobernador.

Como se apuntó, el jueves, a poco de conocerse la triste noticia de la muerte del profesor Fuentealba, los educadores salieron en silencio a las calles de Junín y San Martín de los Andes, con velas, carteles y crespones negros. Pidiendo a la vez las renuncias de los funcionarios responsables.

En tanto, el intendente Jorge Carro y el presidente del Concejo Deliberante, Juan Fernández, dictaron en conjunto una resolución que dispone un duelo de tres días, con bandera a media asta. El escrito señala que la muerte violenta de Fuentealba «es el resultado de la represión ordenada por el gobernador de la provincia», y que se trata de una «tragedia familiar y cívica».

 

Quinientas personas

 

En Chos Malal, en tanto, unas 500 personas participaron el jueves por la noche de la marcha del silencio, en repudio a los hechos de violencia que ocurrieron el miércoles y que tuvieron como blanco a los trabajadores de la educación. Mientras se reunían se enteraron de la muerte del docente Fuentealba y se vivieron escenas de profunda consternación.

Los vecinos se reunieron en Plaza Sarmiento, donde estaba hecha la convocatoria para la marcha del silencio.

Mientras se encendían las antorchas para la marcha prevista a las 20, la multitud tomaba conocimiento del trágico desenlace que tuvieran los acontecimientos de represión que sufrieron los docentes que culminaron con la muerte de Carlos Fuentealba.

La marcha del silencio se dirigió a la Comisaría 24 donde dejó antorchas en el ingreso a la Dirección Seguridad. Allí, dejó de ser la marcha del silencio programada y la gente no pudo menos que expresar su dolor y su repudio hacia el accionar policial.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Despedidas con antorchas en San Martín y Chos Malal