Desplazarán a González Taboada de la presidencia

Volverá a ser vocal y en su lugar asumirá Sommariva. Los nuevos integrantes le pidieron que renunciara a la presidencia del TSJ. Quieren comenzar a tomar medidas de fondo cuanto antes. González Taboada se jubilará en marzo o abril. Marcelo Otharán encontró obstáculos para retirarse y podría verse obligado a quedarse más tiempo.



NEUQUEN (AN)- La nueva mayoría en el Tribunal Superior de Justicia entró pisando fuerte. La semana próxima, en la primera reunión plenaria, desplazarán de la presidencia a Arturo González Taboada y su lugar será ocupado por Jorge Sommariva. Así, el recién asumido tendrá las manos libres para empezar a instrumentar una serie de profundos cambios.

La presidencia del TSJ es un lugar estratégico y de concentración de poder. Por ejemplo desde allí se pueden decidir traslados del personal para reforzar algunas áreas, debilitar otras y ubicar a quien se crea necesario en donde se lo considere útil para la función que sea.

Según pudo averiguar "Río Negro" a través de tres fuentes distintas, los nuevos vocales Sommariva, Eduardo Badano y Roberto Fernández se reunieron dos veces, antes de asumir, con González Taboada y el otro vocal "antiguo", Marcelo Otharán.

En la primera reunión le plantearon sin metáforas que debía abdicar y dejar la presidencia en manos de Sommariva, quien por ser el de más edad tiene derecho a quedarse con el cargo. González Taboada les comunicó que este año renunciará, que pensaba retener el título hasta entonces y pidió tiempo para pensarlo. Así ganó unos días, y los aprovechó para sondear cuánto respaldo tenía él y cuánto el nuevo trío que se sumaba al TSJ, revelaron las fuentes.

El resultado de esas consultas puede adivinarse por el fruto de la segunda reunión, con los mismos protagonistas, en la que González Taboada aceptó dar un paso al costado. Para que no parezca un golpe de estado, el vocal más antiguo del Tribunal fue preparando el terreno e hizo público a través de los medios que este año se jubilará. También para cuidar las formas decidió

que su retiro será, a más tardar, en abril, y no el 1 de febrero como se lo aconsejaba su círculo íntimo.

Apenas se produzca la vacante, el gobernador Jorge Sobisch enviará una nueva terna con el nombre del reemplazante y dos que la completen.

El retiro de Otharán, otro que está decidido a dejar la justicia, podría demorarse.

Según pudo saber "Río Negro", el ISSN le denegó en primera instancia la jubilación, y ahora dependería de un decreto del gobernador para acceder al beneficio.

 

Las primeras medidas

 

Todo está preparado para que la semana próxima, en la primera reunión de acuerdo, Sommariva asuma la presidencia. De acuerdo con las versiones que circulan en Tribunales, no perderá tiempo y comenzará a tomar medidas de fondo. Algunas de ellas serían:

•Recuperar para el TSJ el control de superintendencia sobre todos los niveles de la estructura judicial. Esto le permitirá concentrar la toma de decisiones que afectan el funcionamiento de las cámaras, los juzgados, las fiscalías y las defensorías. En los últimos años, el control se había descentralizado y eso permitió, por ejemplo, el crecimiento del ministerio público fiscal, algo que los nuevos vocales siempre observaron con recelo.

•Llamar a un "concurso masivo" para cubrir todos los cargos vacantes. El ascenso de Sommariva, Fernández y Badano de las Cámaras Penales al TSJ tiene un efecto dominó, con el más importante corrimiento de cargos que se haya producido en los últimos años. Para ganar tiempo, el concurso será masivo y ya circulan los nombres de los que podrían cambiar de sillón (ver aparte).

•Eliminar el "consejo asesor" al que consultaba el TSJ para designar magistrados. Esta medida aún no está firme, y algunos creen que el consejo podría seguir. De todos modos, lo integran dos organismos que suelen acompañar las decisiones del Tribunal: el Colegio de Abogados y la Asociación de Magistrados.

Corridas y ascensos

NEUQUEN (AN)- Muchos funcionarios judiciales podrían cambiar de puesto en los próximos meses, producto del corrimiento que provocará la cobertura de las vacantes que existen y las que eventualmente se abrirán en la justicia penal.

La nueva conducción del Tribunal Superior de Justicia está planificando un llamado a concurso masivo para cubrir las tres vacantes en las Cámaras Criminales, que se produjeron por el ascenso de Sommariva, Fernández y Badano, y completar los casilleros que quedarán eventualmente vacíos. Así ganarán tiempo y en pocos meses tendrán conformada una nueva estructura.

Hay un grupo de funcionarios que está expectante porque aspira acceder a alguno de esos cargos. Por ejemplo, circula la versión de que los jueces Carlos Lardit y Roberto Abelleira podrían ascender a camaristas.

Otro que podría pasar a juez de Cámara sería el fiscal Alfredo Velasco Copello, y también abriga esperanzas de ascender el defensor oficial Rómulo Patti. Ambos son allegados a Badano.

Miguel Buteler es uno de los secretarios de la Cámara Civil que también podría mudar a un puesto más alto. Fue el que acompañó a Sommariva cuando se reunió con el presidente de la Legislatura, Federico Brollo, para aclararle que el campo Las Breñas no era suyo.

Fernández, el tercer vocal recién llegado al TSJ, es la "minoría" dentro de la nueva "mayoría". No pudo saberse si patrocinará a algún magistrado para que ascienda.

Guillermo Berto

gberto@rionegro.com.ar


Comentarios


Desplazarán a González Taboada de la presidencia