Después de los incidentes: Hoy serían liberados los hinchas de Cipolletti 22-4-03



Varios hinchas resultaron heridos durante el enfrentamiento con los efectivos policiales. CIPOLLETTI (AC).- Los tres hinchas de Cipolletti que están detenidos desde el sábado como consecuencia de los incidentes que se produjeron en el partido que el albinegro perdió frente a Luján de Cuyo, serían liberados hoy a la tarde. El taxista Daniel Avilés, que estaba internado, fue dado de alta y llega en horas de la mañana. Según informó Carlos Arenas, subcomisario de la fuerza de seguridad, David “El Tigre” Ancao, Maximiliano Hevia y Jorge Luis Muñoz se encuentran detenidos por violación a los artículos 2 y 5 de la ley del Deporte 24.192 por daños y agresión al personal policial. De todas maneras las versiones indican que Ancao, líder de uno de los grupos cipoleños, habría ido a visitar a los jóvenes y recién en ese momento quedó detenido. Ayer, los simpatizantes cipoleños fueron trasladados desde Luján a Mendoza capital, donde les tomaron declaración por la tarde y quedaron alojados en el departamento de contraventores, ubicado en el Palacio Policial, a metros de Tribunales. Ante la falta de precisiones sobre la situación judicial de los hinchas, el presidente del club Cipolletti, Horacio Freiberg, se contactó con un abogado de la capital cuyana, quien se hizo cargo de representarlos en la diligencia. “La ley del Deporte establece que si se comete un delito antes, durante o después de un espectáculo deportivo se agravan las penas. De todas maneras, los detenidos ya declararon y en cuestión de horas el juez de instrucción tiene que resolver su liberación”, informó el titular “albinegro”. Además de las gestiones que realizó el presidente de la institución, el ex jugador de Cipolletti Eduardo “Bachi” Iachetti acompañó al grupo que quedó en tierras cuyanas a la espera de una resolución favorable. El delantero de San Martín de Mendoza fue uno de los que estuvo presenciando el partido y también recibió una bala de goma en la zona de la cadera, cuando se desató la represión policial. Según contaron quienes vieron el partido por el Argentino A, al empezar las agresiones con la hinchada local, los efectivos policiales ingresaron a la zona donde estaban los simpatizantes albinegros y fueron directamente a reprimir. Los encerraron y a una distancia de muy pocos metros dispararon balas de gomas y gases lacrimógenos a todo el grupo, sin tener en cuenta la presencia de menores. Uno de los que se llevó la peor parte fue el taxista Avilés, quien recibió un disparo en la cara y tuvo que ser hospitalizado. Luego de ser operado, ayer a la tarde fue dado de alta e inmediatamente emprendió el regreso a la zona.


Comentarios


Después de los incidentes: Hoy serían liberados los hinchas de Cipolletti 22-4-03