Después del viento se viene una ola de calor

La temperatura podría llegar a los 36 grados a mitad de semana en el Valle. Bajará la humedad en la cordillera y habrá que estar más atentos a los incendios.

Típica situación meteorológica para un mes de noviembre se reportó entre el viernes y ayer sobre el norte de la Patagonia. El avance de un sistema frontal desde el sudoeste dio lugar a una intensificación de los vientos sobre toda la región, con ráfagas que en algunos sectores sobrepasaron ampliamente los 80 km/h.

De hecho las estadísticas indican que noviembre, junto a octubre y diciembre son los tres meses con mayor velocidad media del viento, y con una mayor probabilidad de reportar recurrencia en eventos de vientos intensos y racheados.

Ello ocurre porque en esta época del año el aire cálido ingresa cada vez con mayor facilidad al centro del país. Como resultado de ello se profundiza un sistema de baja presión desde Cuyo al norte, lo que genera un profunda diferencia de presión con los sistemas de alta presión que empujan a los sistemas frontales desde latitudes polares. También en esta época del año, las depresiones que se forman en el extremo sur del continente tienden a ser más intensas, lo que suma varios ingredientes que hacen mucho más probable la ocurrencia de vientos fuertes a muy fuertes sobre la región.

¿Pero cómo sigue la situación?

Desde hoy se estima un progresivo ascenso de las temperaturas. De hecho, es altamente probable que toda la zona vaya hacia una ola de calor para mediados de la semana, ayudado por altas presiones en altura.

De persistir la tendencia que se estima, para mediados de la semana (miércoles o jueves), tanto en Alto Valle como en el Valle Medio no se descartan temperaturas máximas superiores a los 36 grados, con persistencia de vientos del sector norte. Esas temperaturas también se reportarían hacia la zona de Río Colorado, y algunos sectores del este rionegrino. Sobre la costa, la probable aparición temporaria de brisa marina puede dar lugar a temperaturas localmente mucho más bajas.

La Línea Sur, para esos días podría alcanzar valores superiores a los 30 grados, al igual que el norte neuquino. La zona de San Martín de los Andes, Bariloche y El Bolsón podría reportar valores en el entorno de los 28 grados.

Es de destacar como dato más que relevante, que en la zona cordillerana los valores de humedad relativa pueden bajar considerablemente, lo que haría esencial un mayor control ante el manejo de fuego.

El ingreso de una perturbación con aporte de nubosidad y ocasionales tormentas muy dispersas durante el viernes 14 daría lugar a un leve descenso de las temperaturas.

 

ENZO CAMPETELLA

ecampetella@yahoo.es


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios