Destino incierto para empleados de la industria petrolera

En los próximos días se terminan contratos de obras, no surgen vacantes y al menos 500 trabajadores no saben si seguirán ocupados. Repercute más en Chubut y Tierra del Fuego que en Neuquén y Río Negro.



#

El sector privado espera señales para definir los niveles de inversión en el 2016. Mientras tanto, hay cierta parálisis, lo que retrasa el arranque de nuevas obras.

Petróleo

Roberto Aguirre

robertoaguirre@rionegro.com.ar

NEUQUÉN (AN).- De modo subterráneo pero constante, la crisis internacional por la baja del crudo y la falta de certezas sobre la política energética del próximo gobierno empezaron a repercutir en el sector y ya provocan sus primeros cimbronazos.

Hay al menos unos 500 trabajadores de las distintas cuencas petroleras del país cuyo futuro es incierto, ya que en los próximos días se terminan las obras para los cuales fueron contratados y no hay perspectivas de que se abran nuevas vacantes.

Las firmas más afectadas son las de perforación e instalaciones de superficies. Según pudo confirmar “Río Negro” empresas como la local Edvsa y la internacional DLS empezaron a despedir personal ante el fin de los contratos, aunque por ahora el panorama repercute más en Chubut y en Tierra del Fuego que en Neuquén y Río Negro.

La constructora Milicic terminará el mes que viene una megaobra para YPF cerca de Añelo. A partir de ese momento, unos 200 trabajadores de la Uocra pasarán a cobrar el seguro de desempleo ya que aún no se los pudo reubicar, según confirmó el titular local del sindicado, Víctor Carcar.

A su vez, dos equipos de la firma H&P salieron de servicio esta semana en Neuquén y hubo preocupación en el sector gremial. Uno de ellos volvió rápido al campo pero el otro está parado, y recién la semana que viene podría haber novedades. Ambos trabajaban para YPF en Vaca Muerta.

En el caso de Edvsa, se espera que varias decenas de personas queden sin trabajo por el fin de obras. El dueño de la compañía, Osvaldo Nunci, confirmó el panorama a este medio, pero negó la posibilidad de despidos masivos.

Explicó que con el crudo a 40 dólares a nivel internacional la actividad cae y con ella la demanda de servicios. “Estamos peleando”, graficó y señaló que el principal impacto será en la provincia más austral del país, donde en los próximos meses se termina una obra que dejará sin empleo a unas 200 personas.

También en Chubut podrían restringirse servicios, sobre todo por el parate estival de la actividad de PAE, que fue acordada con los gremios.

El impacto también lo sienten las empresas de perforación. DLS frenará la actividad en Chubut y ya tienen varios trabajadores que se acogieron a regímenes de jubilación anticipada, confirmaron desde la firma a este medio. Por ahora, aseguran, no habrá despidos en la cuenca neuquina.


Comentarios


Destino incierto para empleados de la industria petrolera