Destino: Primera

La B Nacional entra en su tramo final con Instituto, River, Central y Quilmes a la vanguardia



#

primera b nacional

Treinta y un partidos y nueve meses después del ya lejano debut de River en la Primera B Nacional, el equipo de Matías Almeyda vive tal cual lo imaginado: transitando un tormentoso, conflictuado y denso camino de retorno a la Primera División. No sacó diferencias. Ni siquiera es puntero. Más aún, la segunda posición que da un ascenso directo ya no le pertenece en exclusividad. Pero esto no habla mal de River, como muchos piensan. Sino que describe con precisión de qué se trata este torneo.

A siete partidos del final, el puntero es Instituto de Córdoba (62), aún después de perder con River (59), su escolta, que ya no está sólo porque Rosario Central (59) le dio alcance. Cuatro puntos más abajo aparece Quilmes (55). Estos cuatro equipos se reparten los puestos de ascenso: directo para los dos primeros y vía Promoción para el tercero y cuarto.

El más cercano perseguidor es Boca Unidos, de Corrientes, (49), pero lo suficientemente lejos como para preocupar al Cervecero que debería sufrir una debacle futbolística como para ceder el cuarto lugar.

Hasta la 11° fecha, River protagonizó la mejor campaña de un equipo de la B Nacional de los últimos cinco años, con 23 puntos y sin derrotas. Ese tramo exitoso incluía el 7-1 sobre Atlanta en la 7| fecha. Tras empatar 0-0 con Instituto en Córdoba, en la fecha siguiente Aldosivi le dio el primer golpe duro: lo venció 2-1 en el Monumental. Desde entonces, la campaña de River ya no volvió a ser tan brillante. Hasta tal punto que Instituto le quitó el liderazgo y nunca lo recuperó, a lo sumo lo compartió.

Desde que la B Nacional se juega a 38 fechas (2007/2008), el promedio de puntos para ascender es de 70. El techo lo puso Atlético Rafaela cuando subió con 77 el año pasado y el piso es de Quilmes que logró el ascenso con 64 puntos en 2010. Nadie subió con menos puntos. Instituto está a dos. River y Quilmes, a cinco, cuando quedan aún 21 por jugarse.

Otro dato: los campeones nunca cambiaron de técnico en la temporada: San Martín de Tucumán (Roldán), Atlético Tucumán (Rivoira), Olimpo (De Felippe) y Atlético de Rafaela (Fuentes). En la actual temporada, de los cuatro de arriba, sólo Quilmes cambió: De Felippe por Caruso Lombardi. ¿Coincidencia? El Cervecero ya no piensa en ser campeón.


Comentarios


Destino: Primera