Destrozos y abandono en la pista de skate en Roca

El sitio fue inaugurado con gran expectativa dos años atrás



#

El cerco perimetral roto y destrucción de instalaciones se suman en la pista de stake roquense.

ROCA- Abandono. Sólo con esa palabra se puede explicar de forma clara y certera la actualidad del skatepark de Roca. Si bien muchos chicos siguen asistiendo al lugar para practicar, muchos otros destruyen las instalaciones y las autoridades municipales confiesan que no saben cómo contener los sucesivos hechos vandálicos, ni realizan un correcto mantenimiento del lugar.

Hace poco más de dos años, en un acto colorido y con centenares de adolescentes presentes, se inauguraba el parque de patinaje local, más conocido como “Skatepark”. En ese momento, el skate - o patineta , su nombre en español- volvía a ponerse de moda y era común observar a cientos de jóvenes deslizándose con sus tablas en distintos sectores de la ciudad.

En la inauguración del Paseo del Canal Grande, el entonces intendente Carlos Soria afirmaba que ningún otro joven iba a correr peligro practicando su deporte preferido ya que ahora dispondrían de un lugar adecuado para realizar la actividad.

Sin embargo, en la actualidad, el lugar que costó a las arcas municipales más de dos millones de pesos, ha perdido el atractivo que supo tener en los meses posteriores a su estreno. Las plazas céntricas y las bocas de tormentas ubicadas de la zona del ferrocarril, son visitados diariamente por numerosos adolescentes que patinan en las calles, desafiando la recomendación municipal de no deslizarse sobre la calzada y expuestos a distintos tipos de accidentes.

Uno de los motivos por el cual el Skatepark ha perdido el atractivo es sin duda el notable deterioro y descuido que exhibe. El problema más visibles es la falta de limpieza. Montones de tierras, botellas plásticas, papeles y todo tipo de basura se acumulan en distintos sectores, favoreciendo la probabilidad de resbalones y accidentes graves, pero el problema se profundiza aún más por la falta de un elemento tan importante como básico para favorecer los trabajos de aseo: tachos de basura.

Pero el descuido de los que asisten al lugar tampoco favorece a la higiene general del sitio.

La pista se transformó en un espacio en el que los visitantes usan cualquier pared como baño público, donde se destruyen las mallas que cercan el lugar y donde además es evidente la falta de limpieza.

Dos pequeños depósitos fueron dispuestos en el lugar antes de la construcción del parque y deberían haberse destinado a la instalación de locales comerciales, pero sirven actualmente como refugio de quienes visitan durante las noches el parque. Según indicaron algunos chicos que asisten al lugar, tiempo atrás intentaron abusar de una chica dentro de uno de esos galpones por lo que desde el municipio se decidió quitar las puertas de los depósitos y en su lugar colocar un muro de ladrillos y enrejar las ventanas.

Pero la saña de algunos vándalos llegó a tal punto de violentar los barrotes hasta arrancarlos y así poder ingresar. Algunos trozos de maderas incinerados son testigos de que una o más personas realizaron una fogata en su pequeña “trinchera”.

En otro depósito se tapó la abertura de la puerta por una pared de ladrillo y concreto, pero también fue atacado derribando más de la mitad del improvisado muro para ser utilizado como un baño público.

Desde el municipio informaron que esos lugares “no fueron derribados porque las estructuras estaban en condiciones de ser reparadas” y que la idea era recuperarlas para habilitar allí locales de alquiler de equipamiento, un kiosco o una confitería pero que por el momento se ha postergado “por otras prioridades”.

gabriel lamas

glamas@rionegro.com.ar


Comentarios


Destrozos y abandono en la pista de skate en Roca