Detalles para mejorar





La XXXIV Edición de la Fiesta de la Manzana está a punto de coronar cinco días de gran éxito. Sin embargo, con el correr de los días se advierten los puntos débiles que restan solidez a la buena organización del evento.

Durante las dos primeras jornadas hubo numerosas quejas de los expositores -en el sector de las colectividades se observaron los enojos principales- por la tardía llegada de los servicios básicos, como la electricidad. No obstante, la alegría por las buenas ventas hizo olvidar de a poco el malestar y anoche todo se resumía a una anécdota. Los que no se acallaban eran los cuestionamientos por la labor de conducción en el escenario. En la noche de rock se escucharon silbidos y fuentes oficiales admitieron que ayer escucharon más de una crítica por la falta de «feeling» entre los locutores y la gente. (AR)

Nota asociada: Fiesta de la Manzana: El predio es un imán de multitudes y se viene  

Nota asociada: Fiesta de la Manzana: El predio es un imán de multitudes y se viene un cierre brillante    


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Detalles para mejorar