Detectan de qué mueren los ancianos en Cipolletti

La principal causa son las enfermedades cardiovasculares.

CIPOLLETTI (AC) - Entre las personas mayores de 65 años que viven en el barrio Santa Clara de Cipolletti, las principales causas de mortalidad son las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias y los accidentes hogareños. Este es el resultado de un trabajo de prevención que, como proyecto de extensión, realizó la Escuela de Medicina de la Universidad del Comahue.

El trabajo fue seleccionado junto con otros 19 para la instancia final del certamen "Práctica Educativa Solidaria" que organiza el ministerio de Educación de la Nación.

"Detección y Prevención de Factores de Riesgo en el Anciano, Plan Piloto de Mejoramiento del Barrio Santa Clara", es el nombre del proyecto elaborado en la escuela de Medicina de Cipolletti.

El proyecto fue ideado por Hernán Calvo, director de la escuela y jefe de Trabajos Prácticos de la cátedra Medicina II. En su desarrollo participan diez estudiantes del último año.

La actividad está coordinada con el municipio de Cipolletti a través del Plan de Fortalecimiento de Centros Barriales Municipales, que tiene por objetivo mejorar la calidad de vida de los cipoleños "a partir de la autogestión y la promoción comunitaria".

El universo de estudio comprende a 38 personas con más de 65 años (23 mujeres y 15 hombres). Se concluyó que se trata de "una población vulnerable con escasa o nula posibilidad de acceso a sistemas de salud".

El diagnóstico sobre las tres causas principales de "morbimortalidad" surge de consultas e internación en instituciones públicas y privadas de la ciudad.

Según se informó oficialmente desde la univer

sidad, entre los factores que inciden en las patologías cardiovasculares aparecen los "valores altos en dislipemia (colesterol) con afectación al 61% de los pacientes, de los cuales la mayoría son mujeres (65% de ese total)", además de hipertensión en el 74% de los pacientes e hipertensión no compensada en el 50%.

El 24% de los pacientes sufre de diabetes; los defectos visuales comprenden al 58% y los auditivos al 53%.

El 16% de los ancianos de este barrio sufrió fracturas y el 24% registró caídas. "Los riesgos por caídas, según una relación que incluye varios indicadores, se distribuyen en tres categorías con valores que oscilan del 93% (riesgo 1), 76% (riesgo 2) y 92% (riesgo 3)", se comunicó.

Además, se detectaron dos casos de demencia.

El 24 % de los pacientes usan más de cuatro fármacos y el tabaquismo afecta al 18% de la población en estudio. Las enfermedades coronarias alcanzan al 16%. Un 11% sufrió accidentes cerebro vasculares.

El trabajo se inició el año pasado, con la etapa del diagnóstico, que duró tres meses. Se elaboraron historias clínicas y se confeccionaron las fichas modelo para identificar los tres riesgos mencionados.

En la siguiente, denominada etapa de intervención (que duró seis meses), médicos de cabecera y estudiantes actuaron para corregir los factores de riesgo detectados previamente. Y en el semestre siguiente, se estandarizó toda la información de cada uno de los pacientes.


Comentarios


Detectan de qué mueren los ancianos en Cipolletti