Detectan sofisticada estafa con tarjetas de débito

Las duplican con cámaras y censores electrónicos. Al menos 400 clientes del BPN y el Banco Nación sucursal Neuquén tendrán que gestionar un nuevo plástico por





NEUQUEN (AN).- Varios centenares de clientes de bancos de la capital se quedaron en los últimos días sin poder operar en los cajeros automáticos. Los trastornos surgieron porque se detectó un sofisticado sistema informático que se utiliza para robar los datos codificados de las tarjetas de débito, y por razones de seguridad éstas deben ser bloqueadas.

Al menos 400 clientes que operan con el Banco Provincia de Neuquén (BPN) y el Banco Nación en esta ciudad -podría haber otras entidades afectadas- se vieron obligadas a tramitar un nuevo plástico por las medidas de seguridad impuestas, ante estos hechos, por la red Link, una de las dos empresas encargadas de operar los sistemas de enlace de información entre los cajeros automáticos. La otra es Banelco.

Según datos que suministró el titular del BPN, Félix Racco, 320 clientes de este banco sufrieron el bloqueo de sus tarjetas porque se detectó, aunque todavía no fue confirmada, una tarjeta "melliza" de un usuario de la entidad neuquina. El hecho se descubrió el domingo pasado en el cajero ubicado frente al Consejo de Educación, en Colón y Belgrano. Una persona realizó una extracción y dos horas después, con la misma tarjeta, se extrajo dinero de un expendedor ubicado en el balneario de Cariló, Buenos Aires.

De inmediato, y por medidas de seguridad que pone en marcha la red Link, se bloquearon todas las tarjetas que durante ese día fueron utilizadas en el cajero de esta ciudad. Lo mismo ocurrió con las personas que usaron la máquina de Cariló.

El robo de información para duplicar tarjetas desarrolló un alto grado de sofisticación. Racco comentó ayer a "Río Negro" que hoy los ladrones colocan en la ranura de acceso a los cajeros una pequeña lectora de información. Este dispositivo envía a una computadora -por lo general son portátiles y están ubicadas a pocos metros del cajero- la información robada de la banda magnética. En paralelo, los ladrones colocan una cámara en el habitáculo, a través de la cual obtienen el código personal. Con este dato más el de la barra magnética, tienen todos los elementos para hacer la tarjeta "melliza"

Esta información puede ser enviada a cualquier lugar del país para confeccionar la tarjeta, motivo por el cual su utilización no está limitada a la ciudad de donde es originario el titular.

La sucursal local del Banco Nación también se vio afectada por la maniobra, a la que red Link suele denominar en las circulares que envía a los bancos, "posible robo de datos". Ocurrió el pasado 29 de febrero y 60 personas se quedaron sin poder usar sus tarjetas, señalaron desde la entidad sin dar mayores precisiones. Una medida similar se registró en noviembre de 2003.

Tanto en el BPN como en el Nación, se iniciaron los trámites para que los clientes puedan tener el nuevo plástico en los próximos días. "En un par días las personas afectadas van a poder volver a operar con normalidad", señaló Racco.

Dijo que el hecho detectado no es para "alarmarse", ya que "las medidas tomadas demostraron que el sistema de seguridad de la red Link funcionó de forma inmediata".

 

Hubo otro caso

A fines de 2002, la justicia neuquina desbarató parte de una organización que se dedicaba a duplicar tarjetas de débito y afectó a un número indeterminado de usuarios. Por aquel entonces los bancos recomendaban a sus clientes que cambiaran con frecuencia la clave personal o PIN, única vacuna disponible para contrarrestar la maniobra.

La banda investigada en 2002 por el fiscal de Delitos Complejos, Alejandro Cabral, tenía una estructura compleja y sus integrantes asumían diversos niveles de responsabilidad. Obtenía los datos que necesitaba para "doblar" las tarjetas en comercios de esta capital.

Infograma: Robando datos para fabricar tarjetas mellizas (Hacer click acá)  

Infograma: Robando datos para fabricar tarjetas mellizas (Hacer click acá)  


Comentarios


Detectan sofisticada estafa con tarjetas de débito