Detectan uso de agroquímico prohibido en rúcula

Es un producto no permitido desde el año 1990.



#

Bajo análisis. Aún no se dio a conocer qué producto comercial fue el que se utilizó en el cultivo de verduras en Centenario.

Gentileza

CENTENARIO.- El Servicio Nacional de Sanidad (Senasa) destruyó en Centenario una plantación de rúcula por la detección de un agroquímico prohibido Se trata de un producto organoclorado cuya elaboración y comercialización están prohibidos en el país desde 1990. El Senasa está trabajando en conjunto con el INTA, INTI y el Centro Pyme-Adeneu de la provincia del Neuquén a los efectos de precisar el origen del agroquímico dado que hasta el momento se infiere que el mismo podría haber persistido en el suelo durante largo tiempo y no tratarse de un único caso. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) intervino y destruyó ayer una parcela de rúcula en la localidad neuquina de Centenario, tras detectarse la presencia de un producto fitosanitario de uso prohibido para la especie en cuestión desde 1990. La muestra en la cual se detectó la presencia del producto fue extraída por profesionales de la coordinación de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Centro Regional Patagonia Norte, en el marco del programa de monitoreo de residuos en frutas y hortalizas frescas que viene ejecutando en campos de producción y centros de comercialización de las provincias de Río Negro y Neuquén. En este caso en particular, sobre la rúcula se tomaron las correspondientes muestras y se hicieron los análisis que confirmaron la presencia del agroquímico, se informó desde el organismo. Luego se notificó al productor sobre la detección y se lo suspendió preventivamente en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa). Finalmente, una vez confirmado el resultado positivo detectado, se destruyó totalmente la plantación y se comenzó con el periodo de vigilancia sobre toda la plantación de este productor. Monitoreo de residuos “El programa de monitoreo de residuos se complementa con un programa de monitoreo microbiológico en frutas y hortalizas frescas a través del cual se toman muestras en diversos puntos de la cadena de producción, distribución y comercialización de pera, manzana, frutilla, rúcula, acelga y espinaca, entre otras”, explicó el coordinador del área, Oscar Rolo. Además recomendó a los productores que “ante cualquier duda se acerquen a las oficinas o delegaciones de nuestro Servicio, distribuidas en todo el territorio norpatagónico y desde donde se podrá consultar el listado de productos inscriptos y permitidos, con su correspondiente tiempo de carencia, para cada especie a producir”. También indicó que “el Senasa está trabajando en conjunto con el INTA, INTI y el Centro Pyme-Adeneu de Neuquén a los efectos de precisar el origen del agroquímico dado que hasta el momento se infiere que el mismo podría haber persistido en el suelo durante largo tiempo y no tratarse de un único caso”.


Comentarios


Detectan uso de agroquímico prohibido en rúcula